27/10/2020
paro de 48 hs de la docencia combativa

Salarios docentes porteños por debajo de la línea de pobreza

Vamos por asambleas en todas las escuelas y distritos.

El Gobierno de la Ciudad de Larreta-Acuña en acuerdo con el gobierno nacional y su ministro de educación Nicolás Trotta arremeten contra la salud y la vida de docentes, estudiantes y familias con la apertura prematura e improvisada de escuelas y con protocolos de utilería, con ningún tipo de mejora de infraestructura que preparen los edificios escolares. La apertura prematura se da en un cuadro de excepcionalidad pandémica en el país que ocupa los primeros lugares en el mundo en cantidad de muertes por Covid-19 y contabilizándose la Ciudad de Buenos Aires, en sexto lugar en relación a los contagios del país.

La docencia se organiza rechazando la medida y exigiendo conectividad y dispositivos, protocolos reales, comités de bioseguridad con poder de veto que permitan actuar de manera inmediata ante casos de contagio y reclamando la reapertura de la mesa de discusión salarial y un un salario inicial igual a la canasta básica: $47.000, 40% de emergencia para todos los cargos en el camino de la recomposición salarial. Ademys con su conducción Multicolor a la cabeza de está batalla convoca para esta semana jornadas de paro, caravanas y una cantidad de acciones distritales.

El problema salarial está siendo empujado por el ritmo de la crisis a colocarse en el ojo de la tormenta y el proceso inflacionario, devaluatorio y recesivo golpea directamente los ingresos del pueblo trabajador.

Por caso los salarios de la docencia porteña han quedado totalmente alejados del costo de la canasta familiar calculada (sin contabilizar alquiler ni servicios) en $47.216 mientras un docente con 10 años de antigüedad percibe un salario mínimo conformado de $32.800, si bien el GCABA otorgó un insuficiente bono por única vez sobre el salario de septiembre de $2500, viene de congelar salarios, no reconocer la última cuota de «aumento» correspondiente al mes de julio y de pagar en cuotas el aguinaldo. Esto tiene el valor agregado de las costas del teletrabajo y de la continuidad pedagógica garantizada por la docencia a través de sus recursos.

El atraso salarial de la docencia refleja un cuadro de crisis más general

A días de votarse el presupuesto nacional signado por el ajuste y pactado con el FMI, la confiscación salarial produce estragos en la vida cotidiana de las y los trabajadores en general y de la docencia en particular, mientras la Ctera mantiene el pacto con el gobierno nacional.

En la CABA, la dirección PJ-kirchnerista del sindicato mayoritario de la Ciudad, la UTE-Ctera se postra ante el gobierno de Larreta quien tiene el coseguro de la falta de conflictividad como producto del pacto de paz social no escrito con el gobierno nacional. El resultado de la integración completa del sindicato al gobierno de Fernández-Fernández el cual viene fracasando con su política fondomonetarista y en materia de pandemia, ha acarreado mayores males en términos económicos y de condiciones laborales para la docencia en este caso de la CABA y de un mayor inmovilismo del sindicato docente mayoritario de la CABA..

En esta jurisdicción en particular las ligazones se evidencian con gran crudeza ya que la semántica «nacional y popular» contra la derecha no supera meras denuncias discursivas a un supuesto gobierno marketinero que más que propaganda se ha dedicado a atacar al gremio docente en su conjunto sin que desde el sindicato de promueva ninguna instancia de organización docente.

En los albores de la cuarentena vale una reflexión profunda acerca del rol de la conducción de UTE durante este período de siete meses en los que la inacción, el inmovilismo y la adaptación a la política que dicen combatir ha sido la regla.

Les docentes debemos sacar nuestras conclusiones

La situación política y económica amerita una intervención decidida por parte de la docencia quienes debemos reclamarle a la UTE-Ctera que rompa con el gobierno nacional y sostenga una línea de independencia política que permita luchar por los reclamos del sector. La Multicolor de UTE-Ctera debe ponerse a la cabeza de este reclamo y retomar el hilo conductor trazado por lo que fue la primer reunión abierta de la oposición antiburocrática en ocasión del primer intento de actividades presenciales, convocando un segundo encuentro y sistematizando un canal para la docencia referenciada en UTE-Ctera.

La lucha por el salario, los aguinaldos, por las asignaciones familiares, contra el impuesto al salario, por las jubilaciones y en defensa de las condiciones laborales se unifican a los reclamos de conectividad y dispositivos y contra la apertura prematura de escuelas.

Desde Tribuna Docente en la Multicolor de UTE-Ctera, y en la conducción Multicolor de Ademys llamamos a promover asambleas por escuelas, distritos y pronunciarse por esta serie de reclamos que bajo estas circunstancias son en defensa propia.

Les docentes debemos intervenir en la crisis.

Llamamos a desenvolver fuertemente las medidas de acción votadas en el la asamblea unificada convocada por el sindicato Ademys comenzando por el paro de 48hs de lunes y martes.

Vamos por:

-Salario inicial igual a la canasta básica: $47.000, 40% de emergencia para todos los cargos en el camino de la recomposición salarial.

-No al impuesto al salario.

-Actualización de asignaciones familiares.

-No al pago del aguinaldo en cuotas.

-No a la apertura prematura de escuelas.

-Conectividad gratuita y dispositivos para estudiantes y docentes.

-Universalización de canasta alimenticia.

 

En esta nota

También te puede interesar:

Revés para Larreta. El jueves 10, todos a la Legislatura porteña.
Una causa armada pára perseguir a los trabajadores.
Necesitamos una Tarjeta Alimentaria Escolar Universal para los estudiantes de la Ciudad de Buenos Aires y así garantizar la continuidad de la canasta escolar nutritiva durante el receso escolar.