15/08/1996 | 506

San Martín: Resistencia al cierre de grados

Luego del receso invernal, las escuelas del distrito de San Martín recibieron, por orden del Tribunal de Clasificación, la visita de las inspectoras, para llevar adelante el cierre de secciones, que se fusionan en grados superpoblados. Esta medida va a provocar el deterioro de la calidad pedagógica, porque los niños sentirán el cambio abrupto de docentes y compañeros, y los docentes deberán asumir la sobrecarga de trabajo en grupos numerosos (en algunos casos, más de 40 alumnos y con alumnos desconocidos… ¡a esta altura del año!).


Las fusiones significan la pérdida de cargos directivos y de maestros, hasta ahora en más de 15 escuelas. Los titulares que sean reubicados desplazarán a los provisionales, agravando la inestabilidad laboral y el caos educativo.


La respuesta docente no se hizo esperar: el mismo día del paro nacional, un grupo de docentes y padres de 3 escuelas afectadas presentaron un petitorio a la Secretaría de Inspección reclamando que la medida quede sin efecto y comprometiendo al Suteba a apoyar la iniciativa de movilizarse el 14 al Consejo Escolar. Al día siguiente, los padres respondieron: convocados por los docentes de la Escuela 48, más de 60 padres resolvieron apoyar la movilización y similar situación se dio en la escuela 46.


La fusión de grados pretende dejar aulas y salarios disponibles para la implementación del 8º año de la EGB (actual primer año de la secundaria) el año entrante.


La destrucción de la secundaria se hace a expensas de la primaria.


Este movimiento puede ser el portal de ingreso masivo de los primarios a la lucha contra la ley y la reforma educativas. Hay que seguir el ejemplo de las escuelas movilizadas: promover asambleas de padres y docentes para poner en pie comisiones de defensa de la escuela pública y establecer una coordinación entre los establecimientos.

También te puede interesar:

¿A qué se deben los ataques a las docentes que cometieron “errores” en sus exposiciones televisadas?
El colegio 19 de Villa Devoto, conocido como “el Nacho”, realizó un ‘semaforazo’ contra la reforma antieducativa de Rodríguez Larreta.