01/11/2012 | 1246

Sanidad: notable desempeño de la oposición

Por Elsa Castro Delegada del Centro Gallego y candidata de la Lista Bordó

Se realizaron las elecciones a Comisión Directiva en Atsa Buenos Aires. La Celeste y Blanca de la burocracia “Balcarce”, de los gordos Daer y West Ocampo, obtuvo un triunfo que estaba descontado desde el vamos. Por un lado, está el dominio que ejerce sobre la base de un despótico aparato gremial, extendido a varios centenares de establecimientos, muchísimo dinero y sus estrechos vínculos con el Estado y las corporaciones de la medicina privada. Por el otro, la debilidad de las fuerzas antiburocráticas tras la derrota del Hospital Francés y otras posiciones. En este cuadro, se presentó con el color bordó un frente MST-PO (agrupación Asis), de delegados y activistas, con centro en el Hospital Italiano y el Centro Gallego, y apoyos en algunos otros establecimientos. Si la burocracia dejó correr esta lista, fue principalmente para ofrecer una fachada democrática y obtener un mapa de la distribución de la oposición. Pero la mayor sorpresa, en ese cuadro, residió en el promedio de más del 30% de votos que obtuvo la Bordó en los más de 40 establecimientos en los que se pudo fiscalizar. Ello incluye la derrota de la Celeste y Blanca en el Centro Gallego, a pesar del voto de los jefes para la burocracia y de la cantidad de votantes opositores que fueron bajados del padrón. También hubo altísimas votaciones en otros lugares como el sanatorio Dupuytrén, con el 46%; el Italiano, donde se perdió por un voto sobre 557 votantes, o la Droguería del Sud con un 43% para la Bordó. Todo ello indica una extendida conciencia antiburocrática en la base del gremio, dato corroborado por la fuerte adhesión obtenida en la puerta de los establecimientos durante la campaña. Consciente de ello, la burocracia se aseguró mediante el fraude borrar a la oposición. Aprovecharon la cantidad de establecimientos donde la Bordó no pudo fiscalizar y manipularon padrones, desaparecieron boletas, para terminar atribuyéndose un fraudulento 90% de los votos totales y arrebataron así, la representación minoritaria al congreso del gremio, la que se obtiene con el 20% de los votos.


Ha quedado en evidencia que existen condiciones más que favorables para la construcción de una oposición antiburocrática y clasista en Sanidad. El color Bordó fue impuesto por el MST a partir de una posición dominante, pero la victoria en el Centro Gallego -a la postre la única- responsabilidad de Asis, demostró que se trató de un frente. Nuestra agrupación avanzó con esta campaña en un proceso de reagrupamiento del activismo combativo en importantes establecimientos y se ha afirmado en el Centro Gallego como organizadora de la lucha por la recuperación del hospital, contra todos los intentos patronales de vaciamiento del mismo.

En esta nota