15/12/2016 | 1441

Santa Cruz: Marchas y huelgas contra el gobierno de Alicia Kirchner


Tres grandes marchas tuvieron lugar el martes 13 en Santa Cruz contra el gobierno de Alicia Kirchner, con eje en el reclamo por el pago de sueldos atrasados.


 


A las 12 horas, la Mesa de Unidad Sindical movilizó unas 2.000 personas hasta Casa de Gobierno, donde se leyó un documento que denuncia por igual el ajuste de Macri y el de Alicia. A las 14 horas, cuando apenas había terminado la primera marcha, se dirigieron al mismo sitio la CGT con la Uocra, UPCN y otros gremios, sumando otros 800 manifestantes.


 


Finalmente, un número similar de autoconvocados se movilizó allí a las 16, bajo el grito dominante de “Que se vayan todos”. La marcha concluyó con algunos incidentes menores frente a la casa de la gobernadora, donde después de una quema de cubiertas hubo un fuerte despliegue policial.


 


La tensión crece después de esta jornada; la huelga es prácticamente total en todos los ministerios, docentes, hospitales y servicios públicos. La Coordinadora Sindical Clasista-Partido Obrero ha reclamado un plan de lucha, que no se repita el escenario de marchas divididas y se convoque a una movilización unitaria para el jueves, con el programa común de todas.


 


A la fecha, no se ha cobrado el sueldo de noviembre y las expectativas sobre el pago del aguinaldo son negras. Ni hay bono ni pauta salarial en el segundo semestre. Durante 25 años, el kirchnerismo creó una masa de empleados estatales bajo la línea de pobreza que ahora está al borde del estallido. La conducción de ATE, que en algunos momentos canalizó la bronca, se ha ido transformando para jugar un papel de contención, antes que dé impulso al movimiento.


 


El gobierno depende como último recurso de un empréstito que no llega. La marcha de la CGT ha llamado la atención, porque implica un principio de ruptura con el gobierno y puede estar expresando la interna del FpV local y hasta un operativo de recambio político de los que hemos visto tantos en Santa Cruz. El operativo de contención que permitió levantar el acampe de los gremios a mitad de año está en crisis total. El movimiento de lucha ha ido encontrando diversos canales de expresión y los gremios terminan el año en plena lucha, después de un récord de días de paro durante 2016.


 


Las marchas divididas, y especialmente la emergencia de sectores autoconvocados, plantean la necesidad de convocar a verdaderos plenarios de bases, para discutir un programa y una estrategia común que integre a todos los que luchan contra el gobierno ajustador.

También te puede interesar:

El gobierno del Frente de Todos ajusta sobre los sueldos de los trabajadores.
Organizar el rechazo al 34%, con coordinación, nuevas acciones de lucha, asambleas y autoconvocatorias.
Las Juntas Internas realizaron una radio abierta frente al Ministerio de Economía y entregaron una carta a Alberto Fernández.