04/09/2003 | 816

Sasetru, triunfo obrero

Por

Cerca de las 23:30 horas, vibraban las paredes de la comisaría 1ra. de Lanús con «Sasetru es…», cuando arrancamos a cuatro compañeros que habían sido detenidos 7 horas antes, no blanqueados hasta nuestra llegada, a los que se les quiso armar una causa con el objetivo de colocarlos con prisión domiciliaria durante 120 días.


La enérgica acción del conjunto de los compañeros impidió que se empañara el fantástico día vivido con la reocupación de Sasetru.


La jornada fue excelente en todo concepto. A todos nos cosquilleó el cuerpo en algún momento del día porque entendimos que sólo abríamos una pequeña ventanita y que estábamos ante un desafío muy grande.


7:50 hs: Bajo un aplauso cerrado y al grito de Sasetru es de los trabajadores, ingresamos. Con la entrada a la planta comprobamos los destrozos, saqueo de piezas y sabotaje hecho por personal altamente calificado que impecablemente desmontó cabezales de las líneas, indicando así la violencia en la lucha que se viene y hasta dónde están dispuestos a llegar los sectores patronales. La sustracción de termómetros para medir la humedad del sector de secadores revela que no se llevaban nada que pueda servir o adecuar a la nueva tecnología, sino que aun herramientas tecnológicamente obsoletas fueron arrancadas para impedir y bloquear a la gestión obrera. Sellaron puertas y sectores. Destrozaron enormes cajas donde estaban embaladas partes de la maquinaria de las distintas líneas.


La indignación de la comisión de Sasetru era muy grande, pero inferior a la de los periodistas que registraban con sus cámaras de video o fotográficas el rostro implacable del capitalismo en descomposición. Aquí se cumplió fatídicamente otro de los procesos inevitables del capitalismo en su etapa de declinación, fueron aniquiladas y despilfarradas miles de horas de trabajo humano invertido durante los meses de enero a marzo de 2003 por los desocupados en su afán de poner a punto el proceso de producción de alimentos en la Argentina desnutrida.


15 hs: Terminada la elaboración de las actas ante escribano, se efectuó una emotiva Asamblea que fue caracterizando el proceso anterior y actual, y el triunfo de un método que no vamos a abandonar para denunciar, reclamar y movilizarnos por nuestras reivindicaciones. Quedó sentado que somos un ejemplo a seguir y mejorar por otros trabajadores, y a combatir por las patronales.

También te puede interesar:

La tarea de sostener el lugar donde se alimentan nuestras familias debe ser reconocida y tiene que tener un salario.
Los ceramistas preparan una nueva movilización junto a las organizaciones sociales.
Impulsemos una gran campaña contra el remate, por la expropiación sin pago y la estatización bajo control obrero
Buscan avanzar en un remate de los bienes de la fábrica y proceder a un futuro desalojo
Miles en las calles contra el FMI y el ajuste