13/06/2020

Schiaretti contra los residentes cordobeses

Fueron excluidos del bono nacional, organicemos asambleas y un plan de lucha

Con dos meses de demora finalmente se liquidó la primera cuota del bono estímulo a les trabajadores de la salud. Sin embargo, en la provincia de Córdoba se han excluido a residentes de los hospitales públicos como así también a los sectores tercerizados como limpieza y cocina en algunos hospitales. La exclusión es brutal, porque apunta en particular a los sectores más precarizados y de menor ingreso de la salud pública.


A pesar de haber sido incorporados expresamente en el decreto presidencial, el gobierno de Schiaretti consumó una discriminación escandalosa que excluye a más de 950 residentes que son los pilares de los principales hospitales provinciales. Se les niega el bono a trabajadores que soportan jornadas de hasta 36 horas de atención por un salario de $35.000, en la primera línea de exposición al virus, incluso estando a cargo del triage (selección) e hisopados de casos sospechosos, en las guardias generales y en las “covideras” (nombre con el que se denomina entre el personal de salud al lugar especialmente designado para atención de casos sospechosos de Covid). Son además quienes están garantizando en las barriadas populares los operativos “Identificar” con los que el gobierno provincial busca contener la pandemia, la mayoría de veces sin las condiciones laborales y de higiene adecuadas.


Tenemos entonces un cuadro donde el sector de la salud más explotado, más precarizado, más perseguido, más expuesto y más ninguneado por el gobierno recibe un nuevo e indignante golpe de parte de Schiaretti y el ministro de Salud, Cardozo. La nota que cierra un cuadro de discriminación inaudito tiene que ver con que los residentes del sector privado sí han recibido el bono estímulo lo que configura además un ataque a la salud pública y sus trabajadores.


Desde la Unión de Trabajadores de la Salud (UTS) venimos dando la batalla por el pago del Bono Nacional para todos y contra la discriminación y la exclusión a cualquier sector de la salud del mismo desde hace dos meses, donde participamos en grandes jornadas de lucha nacionales impulsadas por nuestra federación (Fesprosa) y números gremios y agrupaciones de salud de todo el país y por lo tanto rechazamos de plano la exclusión deliberada de estos sectores cruciales de trabajadores de los hospitales.


En la provincia donde se produjo una de las manifestaciones más grandes del país en este período de cuarentena justamente del sector de profesionales de la salud contra la injusta imputación a dos médicos por los contagios en un geriátrico, la actitud del gobierno de Schiaretti debe ser leída en términos de una nueva provocación del gobierno provincial hacia el sector y debe encontrar una respuesta contundente que frene esta arbitrariedad y atropello al sector salud.


Hay que avanzar con asambleas de residentes por hospital, sumando al resto de los sectores excluidos, que resuelva medidas de lucha que demuestren el malestar por tamaña discriminación y obligue al gobierno a dar marcha atrás. El camino marcado por la combativa Asamblea de Residentes y Concurrentes de CABA que logró torcer el brazo del gobierno de Larreta es el que hay que seguir.


Ya dijimos “Basta de Maltrato al Sector Salud” y todos sabemos que”Sin Residentes No Hay Hospital”, no permitamos ni un golpe más del gobierno.