04/05/2006 | 944

Se abre paso el balance de Tribuna Docente


El jueves 27 se realizaron asambleas de Aten en toda la provincia. Varios mandatos indican que las bases están comenzando a rectificar lo votado a principios de abril (en la confusión promovida por la directiva provincial y las que auspiciaron aceptar el acta-acuerdo). Diversas asambleas han votado “volver al pliego original de Aten” o plantear “nuevos basicos de 1.000 pesos” (por caso Senillosa, Centenario), otras votaron medidas de fuerza esta semana (Capital, Plottier, Andacollo) y otras volver a los cortes.


 


Son asambleas menos numerosas que las que cerraron la huelga, pero estan indicando que “lo obtenido” con el acuerdo no ha dejado conforme a nadie.


 


Varios secretarios, que firmaron y/o apoyaron el acta-acuerdo, plantearon volver a la lucha, pero “por mucho más que lo del acta” caracterizando que se aceptó “por el cansancio y que hay que ir por un aumento salarial en serio”.


 


Estas votaciones y expresiones reflejan que el acta-acuerdo cerró la huelga (por ahora), pero de ninguna manera satisfizo los reclamos salariales de la base.


 


El planteo del gobierno en el Consejo Provincial de Educación (CPE) para devolver los días de paro ha sido finalmente el de alargar las jornadas laborales, trabajar los sábados y cuestiones por el estilo. Y lo plantea como un castigo por la huelga ya que lo circunscribe a los que hicieron los paros.


 


Se trata de una provocación en toda la línea, que viene acompañada del inicio de causas penales contra varios dirigentes por los cortes, además de la reaccionaria Resolución (votada apenas se cerró la huelga) de instalar policías armados, uniformados o de civil, en el interior de las escuelas, lo que ya se puso en marcha en dos escuelas medias cuyos estudiantes están a la cabeza de la movilización del sector.


 


Con el decreto que impone un “aumento” de sólo 12 pesos, con las planillas del mes de abril con descuentos de días de huelga y con las nuevas resoluciones del CPE y las causas judiciales, aun así el plenario se negó a fijar una medida de acción para esta semana, insistiendo en la tesis sostenida a rajatabla por las conducciones provincial y de capital, de que Aten no debe hacer nada que se interprete como “romper la mesa”. A pesar que no se cansan de denunciar que el gobierno ha violado una y otra vez el acta que ellos firmaron.


 


Las asambleas del jueves venidero, por su concurrencia como por sus votaciones, dirán si la lucha se reabre ya o habrá que rearmar el movimiento.


 


(Plottier)