20/05/2010 | 1129
SE CALIENTA LA PARITARIA

Comercio: Les tomamos la palabra

Plan de lucha hasta obtener los 3.000 pesos de base y 40% de aumento

“Rodeado” de paros, asambleas y cortes de calle protagonizados por delegados de base en Capital y sindicatos regionales “disidentes”, Cavalieri salió a hacer suyo el reclamo de 3.000 pesos, el cual es parte de un pliego más extenso, que incluye aumentar la antigüedad anual al 1%; 500 pesos de plus para los cajeros y reducción de jornada a 36 horas semanales, que se imponga un tope del 10% para los empleados de jornada reducida en las empresas de más de 100 trabajadores, entre otros puntos.

Comercio es un verdadero volcán, atravesado, por un lado, por reclamos de base de trabajadores y delegados de las más diversas regionales y, por el otro, por una feroz interna tanto en la federación como en el sindicato de capital. El año 2009 ya cerró con una serie de paros de base en Disco, Coto y Walt Mart por aumento de salario y 500 pesos para fin de año, medida que terminó levantando Cavalieri con una suma de fin de año, por empresa y en tickets. La bronca quedó latente.

La actual discusión paritaria arrancó con un paro en ocho supermercados Disco, dirigidos por una fracción combativa del cuerpo de delegados de Capital Federal, que pedían un aumento del 35% en un pago y en blanco. En Mar del Plata, poco tiempo antes, una asamblea dirigida por delegados de call centers reclamó que en esta paritaria se regule la actividad de los mismos, reconociéndoseles la insalubridad, lo cual implicaría reducir la jornada a 36 horas semanales y seis horas diarias, y el pago por jornada completa.

Por otro lado, una fracción K de la Federación de Empleados de Comercio, denominada “el bloque del interior” –donde, entre otras, comulgan las directivas de Lanús-Avellaneda, Tucumán, Chaco y La Matanza–, que es encabezada por el borocotizado Ledesma (secretario general de La Matanza, que del kirchnerismo pasó a apoyar a De Narváez, para ahora volver con Kirchner) salió a correr por izquierda al ‘gordo’ Cavalieri, reclamando 3.000 pesos al básico para la primer categoría. Cavalieri lo terminó tomando, pero en lugar de sobre el básico… sobre el conformado.

Este bloque impulsó asambleas en los lugares de trabajo desde el 8 al 10 de mayo, que en muchas sucursales terminaron transformándose en paros y cortes de calle. El sábado siguiente, esto se extendió prácticamente a todo el conurbano bonaerense y algunos super de Capital y del interior del país. En la base de todos los sectores hay muchas energías de lucha, pero también una gran desconfianza hacia una dirección que ha hecho de la entrega un deporte.

Las patronales –que vienen de firmar un acuerdo más miserable que el otro con Cavalieri y el gobierno– han reaccionado espantadas, denunciando que el reclamo desconoce el último acuerdo miserable, ya que incluye ahora el blanqueo de cifras en negro (“no remunerativas) que vienen postergando desde 2008. Ante el reclamo patronal, el gobierno ha dictado la conciliación obligatoria a partir del 15 de mayo, Cavalieri ya ha anunciado que acatará la medida, habrá que ver qué hacen las bases. Por lo pronto, para el jueves 20, aún sigue firme la movilización convocada en apoyo al pliego de reclamos.

La convulsiva situación en el gremio más numeroso y postergado del sindicalismo argentino pone de relieve la enorme crisis de la burocracia sindical y el estado de ánimo de la clase obrera. La agrupación Combativos Mercantiles se encuentra impulsando asambleas y medidas de lucha en todos los lugares de trabajo, en reclamo de un plan de lucha verdadero para ir por estas reivindicaciones, exigiendo que el sindicato no firme por menos.

En esta nota

También te puede interesar:

Los trabajadores de comercio denuncian el abandono de la empresa.
En el día del empleado de comercio, el DNI no es el único problema
La empresa va a fondo tras la muerte de la compañera de un empleado de Coto Retiro.
Abajo la reforma laboral de Cavalieri y la Cámara de Comercio.