30/05/1996 | 496

Se inicia la lucha contra la flexibilidad laboral

A comienzos de este año, la patronal de Shell anunció por escrito la intención de aplicar la “polifuncionalidad” en toda la refinería, siguiendo el ejemplo de lo que ya implementa en la unidad de coque. Durante la parada de planta para ensayar los ‘nuevos métodos’ de trabajo, una masiva asamblea rechazó la “multifuncionalidad”, destacando los riesgos que implica para los trabajadores (en varias oportunidades se estuvo al borde de accidentes), para las instalaciones y, por ende, para la comunidad de Dock Sud. Un petitorio con este pronunciamiento recogió la firma de 300 compañeros, el 95% de los trabajadores de la refinería.


Al producirse la parada de planta, la patronal no aplicó la anunciada multifunción. Más aún; en la unidad de coque hubo planteos para revertir la “flexibilidad”. Su jefe de Departamento debió acudir a presiones y amenazas para que esto no suceda.


Con la firme decisión de los obreros y una firme organización podemos, no sólo frenar, sino hacer retroceder la “flexibilidad laboral”. No estamos al final de la lucha sino al principio. Que nuestro reclamo sea conocido por los compañeros de otras empresas de Dock Sud, para generalizar la resistencia a este ataque contra nuestras conquistas laborales.

En esta nota

También te puede interesar:

Cesiones temporarias de personal, banco de horas y salario “asistencial”
Luego del conflicto con camioneros, sigue la flexibilidad.
Dos caras de la misma moneda: la depredación capitalista del ambiente y de la fuerza de trabajo.
Se votaría el lunes 22. Concebido para “mejorar la comprensión de la geología de los sistemas no convencionales de las formaciones Los Molles, Vaca Muerta y Agrio”, deja a criterio