19/06/1997 | 544

Se profundiza la campaña de la Rosa

Hemos entrado en las semanas finales de la campaña electoral en el Suteba. El panorama provincial ha pasado a estar dominado por la convocatoria de la Ctera al paro y a la marcha nacional educativa.


La conducta de los dirigentes de la Ctera-Suteba se viene caracterizando por una ambigüedad premeditada. Mientras se mantiene en la ignorancia a la docencia sobre el contenido de la propuesta de ‘financiamiento’ que la Ctera promueve junto al Frepaso, se hace una demagogia, con la generosa ayuda de los medios, sobre sus supuestas ‘bondades’, especialmente en lo que se refiere al aumento salarial, el cual ni figura en el texto comentado.


Por el contrario, el destino de los fondos —según reza el proyecto en cuestión— es una facultad exclusiva y discrecional de las administraciones provinciales. Ni qué hablar de que la Ctera no hace la menor referencia a que el ‘financiamiento’ lo formula en el marco de la aplicación de la Ley Federal de Educación.


La conclusión que se constata a partir de la denuncia y clarificación que viene realizando la Rosa en las escuelas, fue bien sintetizada por un docente en una de las tantas recorridas, al señalar que «no podemos llamar a financiar lo que queremos derogar».


La corriente de simpatía que han despertado la ‘carpa blanca’ y el ‘ayuno’ no es suficiente, sin embargo, para levantar la hipoteca que carga la burocracia celeste por el vaciamiento del gremio. Años de implacable labor de desarticulación del sindicato no se borran fácilmente. Hay una aspiración muy profunda instalada en la base del gremio sobre la necesidad de volver a tener un sindicato —que hoy no existe—, y eso no vendrá de la mano de quienes lo han conducido al estadio actual.


Conquistar el voto


En ese marco, la lista Rosa provincial ha redoblado su campaña, impulsando la organización del paro y llamando a marchar bajo un programa presidido por las reivindicaciones docentes y educativas.


Los preparativos para la marcha se completan con multiplicidad de radios abiertas, campamentos educativos que vienen organizando las listas seccionales en La Plata y Ensenada , en Morón, San Martín, General Sarmiento y Varela, regional esta última que acaba de realizar un primer campamento en la zona céntrica del distrito, junto al movimiento estudiantil agrupado en los centros de estudiantes y la Coordinadora.


En La Plata, donde a nivel seccional se presenta la alianza Azul y Blanca-Rosa, Tribuna Docente convocó, junto a los docentes radicales e independientes que conforman la lista, a una ‘radio abierta’.


En Ensenada, donde la movilización zonal del ‘Ensenadazo’ contó con una destacada presencia de docentes, el volante de la Verde-Rosa seccional (‘Los docentes vamos al Ensenadazo’) fue pegado por los propios docentes en todas las escuelas. La lista se movilizó ampliamente para garantizar la ‘Clase Pública’ votada por el cuerpo de delegados del Suteba-Ensenada. En ella, el representante de Tribuna Docente fue el único en denunciar el ‘doble discurso’ de reclamar una ‘ley de financiamiento’; adaptado a las leyes antieducativas que los maestros queremos derogar.


En Morón, se ha realizado un plenario abierto el 24 de mayo y salió un bono para financiar las actividades. Es destacable que la lista distrital, la Amarilla, aparece en casi todos los medios periodísticos de la zona.


En La Matanza, donde participa el frente Rosa-Azul y Blanca, realizaron un plenario abierto el 24 de mayo y concurrieron a la marcha estudiantil el 28. Están preparando la realización de un gran festival docente para el 21 de junio.


Garantizar la votación


A la par de esta tarea, los activistas de la lista están haciendo una intensa campaña de inscripción de fiscales, cuyo primer balance arroja una importante adhesión a la Rosa y a las listas seccionales en las que la Rosa forma parte.


Como ejemplo, basta ver la movilización de la Azul y Blanca-Rosa de La Plata, que ya ha superado la cantidad de presidentes de mesa y fiscales necesarios para el día de la elección. En Morón y en La Matanza se votaron planes para, también, superar la cantidad de fiscales necesarios.


La conquista de los fiscales para garantizar el voto a la Rosa es decisiva, como lo muestra una denuncia formulada por los compañeros de Lomas de Zamora. La dirección del Suteba Lomas acusó a la apoderada de la Rosa de «sustraer los padrones». Se trata, claro, de una mentira que fue debidamente respondida. Pero lo llamativo es que a quince días de las elecciones, los padrones son desconocidos por los afiliados. El ocultamiento de los padrones indica un fraude en preparación.


El objetivo de centenares de fiscales para defender el voto a la Rosa está en condiciones de convertirse en una realidad, cuando estamos a punto de ingresar en la recta final de la campaña.


(En base a los informes de Romina Del Plá (La Matanza), Antonio Mazzieri (Morón), Hugo Lorenzano (Lomas de Zamora) y corresponsales de La Plata y Ensenada)