21/01/2016 | 1397

Se profundiza la lucha en el Grupo 23


Foto: Javier Entrerriano


 


El conflicto en el G23 ha ingresado en una nueva etapa. La patronal, luego de incumplir sendas promesas de pago de sueldos y aguinaldos adeudados decidió en forma unilateral no ofrecer fecha de pago alguna y anunciar que los accionistas no responderán a sus obligaciones con sus patrimonios personales. Además, explicaron a los delegados de las publicaciones zonales del diario gratuito El Argentino, que dejará de salir, que no pagarán los sueldos adeudados, pero que tampoco los despedirán ni indemnizarán.


 


El directorio de la patronal kirchnerista está compuesto por el empresario Sergio Szpolski, Matías Garfunkel (de la familia Madanes), Darío Richarte (radical con una frondosa trayectoria en los servicios de inteligencia) y Mario Pergolini, entre otros. Esta empresa se ha beneficiado durante casi seis años con la pauta oficial del gobierno kirchnerista por un monto estimado en casi mil millones de pesos. Ahora aducen una supuesta crisis financiera que impediría afrontar los compromisos salariales con los más de 800 trabajadores distribuidos en una decena de medios gráficos, radiales y televisivos.


 


Se trata del verdadero rostro de la ley de Medios y el intento del gobierno K de forjar un emporio mediático afín basado en el presupuesto estatal y adicto a su orientación.


 


Radio América ya lleva doce días de paro, mientras que los principales medios como Tiempo Argentino e Infonews se encuentran en estado de asamblea permanente con paros de cinco horas y 24 horas la semana pasada. La disposición a la lucha de los trabajadores de prensa que con altibajos se viene desenvolviendo desde un lustro se ha puesto de manifiesto y ha logrado un gran apoyo popular como lo expresa el fondo de huelga que en pocos días reunión en plazas y aportes particulares más de 60 mil pesos. El domingo 31 se realizará un gran festival solidario que ya cuenta con el apoyo de variados artistas y bandas.


 


El Ministerio de Trabajo, a pesar de las denuncias que ya fueron radicadas, se ha negado hasta el momento a tomar cartas en el asunto por caso a intimar a la empresa a responder con su patrimonio al reclamo de los trabajadores. Los trabajadores son conscientes de que los antecedentes de la patronal plantean seriamente la posibilidad de que el flujo de dinero que pudiera ingresar por pauta oficial adeudada no llegue a sus bolsillos. Es necesario forzar la intervención inmediata del Estado que imponga un embargo sobre los activos para priorizar los derechos de los trabajadores y, además, otorgue un paliativo a las familias para atravesar el incumplimiento patronal. Para eso, claro, será necesario reforzar y profundizar las medidas de lucha generando un verdadero problema político al gobierno. Los trabajadores, más allá de sus propias posiciones políticas, tienen plena conciencia de que la vía para lograr un triunfo es la de actuar con plena independencia con relación a las patronales y las fuerzas políticas que le dieron sustento.


 


Al cierre de esta edición, una masiva movilización de más de 600 trabajadores bloqueaba Alem en las puertas del Ministerio de Trabajo para reclamar su intervención. El jueves se realizará una olla popular de todos los trabajadores y sus familias en la puerta de Radio América y Tiempo Argentino. Ese es el camino para triunfar.

También te puede interesar:

Un recorrido por las notas y secciones más visitadas del año.
Se encuentran realizando un piquete en la puerta para impedir que continúe el vaciamiento.
Mejoramos una herramienta clave para la militancia y simpatizantes en el uso del archivo de nuestro periódico