01/07/2020

Se realizó el plenario de la Coordinadora Sindical Clasista de La Plata, Berisso y Ensenada

Un mapa de las luchas y los reclamos de la región en plena cuarentena.

El viernes 26 de junio se realizó el plenario de la Coordinadora Sindical Clasista de La Plata, Berisso y Ensenada con la participación de un centenar de trabajadores estatales, docentes, de la salud, del Astillero Río Santiago, de las apps de reparto, del Polo Obrero, docentes universitarios, artistas y del movimiento ambiental. La convocatoria estuvo precedida por una charla abierta realizada el 24 por la agrupación Tribuna de la Salud, que reunió a trabajadores de distintos hospitales y clínicas de la región y una numerosa asamblea de artistas organizada por las agrupaciones de la CSC el 27.


En el plenario se debatió la nueva situación abierta para el movimiento obrero, las tareas de la etapa y la situación de la región, una de las más castigadas por la pandemia, por los contagios del personal sanitario y en los lugares de trabajo, especialmente en los grandes centros industriales de Ensenada. Se valoró el rol del clasismo como organizador y difusor de las luchas de la zona. El informe estuvo a cargo de Miguel Bravetti, dirigente de la Coordinadora Sindical Clasista y del Partido Obrero.


Los compañeros de la combativa Junta Interna de ATE Educación comentaron la larga lucha que vienen desarrollando desde antes de la cuarentena por la reincorporación de los despedidos por la ministra Agustina Ávila y Kicillof, que fueron abandonados a su suerte por las burocracias de ATE. Con varias acciones presenciales y asambleas ya impusieron el compromiso de 15 reincorporaciones, y sigue la pelea por el resto. El apoyo a este gran conflicto es tomado por la CSC como una batalla de todo el activismo y el movimiento obrero regional.


Otra conclusión de suma importancia está ligada a las consecuencias de la crisis capitalista, que está haciendo su “trabajo de yapa” proletarizando a sectores de la clase media sin ingresos y desocupados que reclaman “un salario de cuarentena” y empujando a la lucha a los trabajadores de reparto y de las casas de comida rápida. El plenario de la CSC renovó su apoyo al tercer paro nacional e internacional de los repartidores y destacó el cuadro de movilización que están llevando adelante los de las fast food de La Plata. La afiliación al sindicato pastelero de muchos de estos trabajadores de Mc Donald’s, Burguer King, KFC plantea una intervención del activismo para reclamarle una asamblea general.


Un tema destacado del plenario fue la situación de los trabajadores sanitarios, expuestos al contagio por la insuficiencia de elementos de protección y seguridad y como consecuencia del pluritrabajo. Con la consigna “basta de contagios” se votó una campaña especial por la formación de comités de seguridad e higiene, en defensa del salario y contra el vaciamiento del Ioma que es un ataque a la salud pública -porque se desfinancia la obra social para rescatar a los capitalistas que amenazan con despedir y no pagar los sueldos en los sanatorios y clínicas. Frente a este cuadro dramático, la conducta de la burocracia kirchnerista de ATE y la cegetista de Salud Pública, al igual que Suteba en docentes, es la convalidación del subsidio de 410 millones de pesos mensuales a los grupos privados de la salud y el freno a los reclamos de los trabajadores. Una mención especial le cupo al apoyo activo a la Asamblea de Vecinos Contaminados de Ensenada y Berisso que se organiza contra la contaminación con coque que provoca la empresa Copetro.


El plenario de la Coordinadora evaluó también la campaña por un plenario de delegados y activistas en el Astillero Río Santiago. El ARS, un coloso proletario de la región, carece de un plan de reactivación productiva, lo que prolonga el desangre que profundizó la exgobernadora Vidal. La reactivación del Astillero preservando a los 3.300 trabajadores choca con la política de ajuste y pago de la deuda externa de Kicillof. El presidente del ARS, Ariel Basteiro, patea para adelante la devolución de las conquistas de convenio arrebatas por el macrismo, mientras la burocracia de ATE Ensenada con el apoyo del PCR mantiene los reclamos en “cuarentena”. Esta campaña por el plenario de delegados y activistas está dando sus primeros frutos con el pronunciamiento de secciones, entre ellas Arenado, y de algunas agrupaciones.


Se dio gran importancia también a una propuesta de los delegados del Polo Obrero de La Plata, Berisso y Ensenada de tomar todos los reclamos de los barrios de la región, como la demanda de agua potable, cloacas, urbanización, un plan de obras y prevención contra el coronavirus junto a la lucha contra el hambre y por el trabajo. No hay “barrios populares” sino barrios que son un polvorín de reclamos.


El plan de lucha de la combativa lista Multicolor docente fue también objeto de una consideración particular. La Multicolor de La Plata y la dirección clasista de Suteba Ensenada están a la cabeza de la lucha contra el intento de “armonización” del IPS con la Anses, y vienen de movilizarse a la sede central del organismo previsional. Otro tanto ocurre con la campaña contra el vaciamiento de Ioma. La colaboración de las burocracias K con el “gobierno amigo” de Kicillof se mide brutalmente por la negativa a impulsar un movimiento común de docentes, estatales, judiciales y de la salud que reuniría a cientos de miles de trabajadores en toda la provincia. El plenario de la Coordinadora Sindical Clasista votó apoyar el próximo plenario provincial convocado por la Multicolor para el 3 de julio y la conexión masiva al Acto-Festival de la Multicolor que se realizará el domingo 5 con eje en el rechazo al pago en cuotas del aguinaldo. Dos iniciativas muy importantes después de los paros vituales.


El plenario valoró la jornada del 16 de junio impulsada por el Plenario del Sindicalismo Combativo, y el acto realizado en La Plata en ese marco, del cual la CSC fue impulsora y organizadora. La consigna estratégica de la jornada, “Con hambre, represión y despidos no hay cuarentena”, da cuenta del planteamiento central de la etapa para que la crisis la paguen los capitalistas y no los trabajadores. Mención aparte merece la actitud disolvente del MAC- PTS frente al Plenario del Sindicalismo Combativo que quedó confirmada con la presencia puramente formal de esta corriente en el acto frente a la Gobernación, al que aportaron tan sólo dos personas.


En sus conclusiones finales, la reunión de la CSC regional votó proponer a las organizaciones del sindicalismo combativo una acción común, con fecha a definir teniendo en cuenta el pico de la pandemia, en defensa de Ioma y el IPS, por paritarias y en apoyo a todas las luchas en curso. Con este plenario la Coordinadora Sindical de La Plata, Berisso y Ensenada da un paso fundamental.



 

También te puede interesar:

Mientras el virus se expandió a los 135 municipios, Kicillof y el ministro Gollán encubren la crisis sanitaria.
Organicémonos frente a la entrega educativa que el gobierno prepara para el FMI.
Un operativo policial embiste contra la recuperación de tierras desde la mañana.
Se presentaron los resultados del censo en las tierras.
Pongamos en pie una gran campaña contra la avanzada represiva del municipio.
Apoyemos e impulsemos la lucha de los trabajadores.