09/01/2020

Sergio Sasia en Chaco: el tren sigue parado

El dirigente de la Unión Ferroviaria estuvo en la provincia pero no dio respuestas sobre la reapertura del tren metropolitano.
Por Oscar Deniz Causa Ferroviaria

El pasado sábado 28 de diciembre llegó a Resistencia el secretario general de la Unión Ferroviaria a nivel nacional, Sergio Sasia, con el fin de cortar una cinta por la inauguración de un predio a medio terminar, cerca del barrio Mujeres Argentinas.


Allí participó de un almuerzo con las autoridades de Trenes Argentinos, el secretario general seccional de la UF de Chaco, Leopoldo Medina, y el intendente electo, Gustavo Martínez.


Los compañeros ferroviarios que se acercaron para escuchar algunos anuncios sobre la reactivación del servicio metropolitano se llevaron más dudas que respuestas: les plantearon que no es posible hacerlo de un día para el otro sino que va a llevar su tiempo.


Hace ya más de dos años y medio que usuarios y ferroviarios venimos luchando por la reactivación de la línea del tren social. En todo este tiempo, la conducción pedracista de Sasia no hizo más que ser cómplice de la política de vaciamiento del macrismo. Por el contrario, desde la Agrupación Causa Ferroviaria – Mariano Ferreyra impulsamos esta pelea desde el primer momento.


Los más de 350 trabajadores ferroviarios de la provincia seguimos sufriendo la persecución, los aprietes y los despidos. Muchos compañeros terminan pidiendo temporalmente el traslado a otras provincias, como Salta o Córdoba. Todo esto sucede frente a la inacción del sindicato.


Contra este abandono de la burocracia y la falta de respuestas del gobierno, desde nuestra agrupación nos comprometemos a seguir luchando por la reapertura del servicio del tren metropolitano y por la reapertura de las paritarias, la defensa de las condiciones de trabajo, contra los despidos y las persecuciones. Por la nacionalización del sistema ferroviario, bajo control obrero y de los usuarios.

También te puede interesar:

La provincia del Chaco cayó en default por incumplir el pago de intereses de su deuda en dólares.
Se refuerzan las políticas represivas por parte de Jorge Capitanich.
Impiden que se construya un horno de barro para darle de comer a los niños que asisten al merendero.
Nuevas pruebas que incriminan a más policías en torturas, golpes y abusos contra los qom.