14/08/2008 | 1050

Sí, podemos ganar

La tenaz lucha de los trabajadores de Emfer ha ingresado en su momento decisivo, y podemos decir que la extraordinaria fortaleza mostrada ante la patronal de los Cariligno comienza a dar sus frutos. La empresa, que comenzó el conflicto con la idea de utilizarlo como un elemento de negociación con el gobierno y, de paso, «limpiar» la fábrica de activistas con 240 despidos para luego golpear al Cuerpo de Delegados, tuvo que recular al finalizar la conciliación.

En la última negociación con los trabajadores, la patronal tuvo que asumir que ningún efectivo sería despedido. Sin embargo, siguen apostando al desgaste de los compañeros y aún se sostienen los despidos sobre los trabajadores de agencia, algunos de los cuales han sido reubicados en la planta de Tatsa. El resto de los compañeros se encuentra en una negociación que se va a estirar hasta el lunes 18 de agosto.

De la misma manera que en Ecotrans, cuya conciliación obligatoria vence el 19 de agosto, hay que llegar preparados y coordinar las acciones para asegurar la victoria contra los despidos.

En esta nota

También te puede interesar:

El viernes 29 se realizó un corte de la ruta 200 (Merlo). El intendente Gustavo Menéndez no toma medidas contra esta persecución en la línea 503 y manda a la policía contra quienes