20/02/2021

Siderar Canning: paro, bloqueo y acampe en defensa del salario

Paolo Rocca- Techint- responde con 30 despidos frente al reclamo de los trabajadores

La planta Siderar Ternium ubicada en Canning, Partido de Ezeiza, se encuentra totalmente paralizada desde hace 10 días por la voluntad de lucha de los metalúrgicos que resolvieron en asamblea defender el salario y el convenio colectivo.

La patronal decidió pagar  en negro el aumento correspondiente a enero que firmaron la UOM y las cámaras patronales, además de hacerlo con montos menores a los correspondientes con lo acordado según denuncian los trabajadores. Esta actitud arbitraria de la patronal se encuadra en su objetivo de desconocer el convenio que encuadra a estos trabajadores, que es la Rama 17 metalúrgica, y pasar a todo el personal a la rama 21 siderúrgica.

De fondo está presente una larga lista de ataques a las condiciones de trabajo y al salario que Paolo Rocca impone y quiere profundizar sobre los 300 trabajadores de la planta.

 

Rocca rompe la conciliación y larga más despidos

Frente al paro que fue la respuesta inmediata y masiva de los trabajadores para que se cumpla con el convenio, la empresa respondió con 5 despidos, que reingresaron por la conciliación obligatoria de comienzos de febrero tras 4 días de medidas de fuerza. Sin embargo, la empresa en una actitud intransigente descontó esos días de paro rompiendo con la conciliación obligatoria, lo que obligó a los trabajadores a retomar el paro de actividades. Así la patronal despidió escalonadamente hasta superar los 30 despedidos al día de hoy. No sorprende este accionar de la empresa cuando es el mismo Paolo Rocca que “inauguró” el decreto presidencial que prohibía despidos con 1400 despidos que Alberto Fernández dejó pasar. A casi un año del decreto los cientos de miles de despedidos ponen de manifiesto que dicho decreto es papel mojado.

Larga lista de atropellos patronales

La fuerte reacción de los trabajadores se explica por el hartazgo de un cuadro de atropellos permanentes por parte de la empresa. No sólo desconoce el actual acuerdo salarial, sino que además la empresa “acostumbra” pagar las horas extras de los fines de semana al 10% o 20%, cuando debería ser al 100% y al 200% los feriados. Por otra parte, intenta flexibilizar tareas otorgando polifuncionalidad a diferentes trabajadores, sin respetar categorías, o asigna tareas que no corresponden a trabajadores contratados. Pero las arbitrariedades van mucho más lejos aún. Por ejemplo, los trabajadores denuncian que si una línea no puede arrancar debido a la falta de personal (que suele pasar en estos momentos de pandemia por contagio de Covid-19), la empresa no le paga la jornada a los otros trabajadores de la línea aunque cumplan horario en su puesto de trabajo. Por otra parte, mostrando los niveles de atropello de la empresa, los trabajadores licenciados por ser factor de riesgo cobran alrededor del 40% del salario, forzando en muchos casos que vuelvan a planta poniendo en riesgo su salud.

Esta larga lista de atropellos patronales no es cosa reciente, y la conducción gremial de la seccional Avellaneda no ha tomado medidas para enfrentarlos, más bien los dejó pasar sin oponer medidas de lucha. Así se repite en esta oportunidad, donde la lucha es impulsada con fuerza desde la base de la fábrica.

Por su parte, hay que entender lo que sucede en Siderar, no como un caso aislado, sino como parte de un plan de flexibilización y ataques al salario, que también vimos recientemente en el conflicto de Gri Calviño, un plan compartido por el conjunto de las patronales y el gobierno de los Fernández como parte de las exigencias del FMI para volcar el ajuste sobre los trabajadores.

Plenario de delegados y plan de lucha para que ganen los trabajadores de Siderar

La firmeza de la medida está afectando a la patronal que ya intentó sacar camiones cargados sin éxito. Sin embargo, es necesario señalar que una medida de toda la seccional generaría una fuerte presión a la patronal, además que reforzaría al conjunto de los trabajadores de la seccional frente a patronales como la de Guidi o Siam que avasallan los derechos obreros. Por eso está planteado que se realice un plenario de delegados de la seccional, en la puerta de Siderar Canning, que delibere un plan de acción, con medidas de fuerza y movilizaciones para quebrar este intento de Techint. Por la reincorporación de todos los despedidos, el respeto al convenio, el pago del salario en blanco y como corresponde a la rama 17, el pago de las horas extras al 100% los fines de semana y al 200% los feriados, por el pago del bono por pandemia, y todas las reivindicaciones.

Una delegación de compañeros de la Coordinadora Sindical Clasista de la zona sur, junto a delegados de Siderca Campana y de la dirección del Sutna se acercaron a brindar todo el apoyo a esta lucha.

Compañeros, sigan adelante con las medidas de acción directa y la decisión en asamblea, manteniendo esta unidad en la lucha hasta ganar.

 

 

     

También te puede interesar:

Cerca de una decena de escuelas se manifestaron ante funcionarios y el presidente del Consejo.
Estuvo cumpliendo sus funciones "presenciales" desde principios de febrero. No recibió la vacuna.
La empresa Swiss Just desvinculó a 52 trabajadores a través de Zoom.
Marchamos al Municipio por asistencia a los comedores, aumento de los programas sociales, trabajo genuino, entre otros reclamos.