15/04/2015 | 1359

Siderca: el acta de la vergüenza


La empresa ha largado un plan de ajuste para hacer pagar a sus obreros los efectos de la caída del precio del petróleo, despidiendo centenares de contratados, suspendiendo en masa, habilitando los «retiros voluntarios» y flexibilizando las condiciones de trabajo. No puede aducir crisis, porque sus ganancias declaradas fueron de 1.400 millones de pesos en 2013 y 1.200 millones en 2014. Se trata también de una presión contra los acuerdos con China.


Ha firmado con la UOM un acta habilitando suspensiones por hasta 24 días para alrededor de 1.500 compañeros, por un período de tres meses con posibilidad de extensión a otros tres. No hubo presentación de procedimiento preventivo de crisis, fue un arreglo de partes. Este nuevo arreglo vuelve a perjudicar el bolsillo de los compañeros que ya venían golpeados con bajas de turnos y quitas de adicionales por el constante manoseo al flexibilizarlos, moviéndolos de un sector y de un puesto a otro.


En una farsa de Congreso el 8 de abril, el secretario Furlan informó la firma del acta como algo sin vuelta, convirtiendo a los delegados en convidados de piedra y ninguneados porque la noticia de las suspensiones ya se había emitido por TV varias horas antes del congreso y en Acería y Premium las jefaturas, en una muestra de prepotencia y burla hacia el gremio, salieron a hacerlas firmar antes de la finalización del plenario de delegados, que fueron convertidos en correveidiles y no en dirigentes representativos de la voluntad de sus bases.


Esta acta es peor que la de las suspensiones de 2009, porque en ese año las suspensiones eran de 10 días por mes, ahora 24; el porcentaje se hace con base en 6×1 dos turnos; evade entre otras cosas la nocturnidad y el trabajo de domingos; pone en riesgo el premio de producción, porque incluye un ítem que lo elimina si no se llega a las 40.000 toneladas. En 2009, finalmente, se pagó, ahora se excluye explícitamente en el texto.


Tenaris/Siderca avanza un poco más o un poco menos, según la resistencia de cada sector gracias a la inacción de la UOM, que ha dejado sin lucha a centenares en la calle. Es fácil, luego de tantos despidos y retiros voluntarios decir: «No vamos a permitir ningún despido».


Reivindicamos la reacción y deliberación indignada de los obreros, que prepara las condiciones para la defensa de las conquistas y la estabilidad. El problema que enfrentamos (y la crisis de la paritaria) está afectando a legiones de metalúrgicos y otros gremios: es necesario un plan de lucha nacional.


* Anulación del acta de suspensiones, ninguna suspensión más.


* Reparto de horas disponibles entre todo el plantel de cada sector sin pérdida salarial.


* Efectivización inmediata de todos los contratados.


* Paremos la flexibilización.


* Por una nueva dirección en Siderca y en la seccional.

También te puede interesar:

La firma entró en concurso de acreedores y adeuda sueldos a 1.800 trabajadores.
Trabajadores autoconvocados denuncian la suspensión de cobertura médica por falta de pago de la patronal.
Competirían por la candidatura a diputado provincial del oficialismo.
Vamos con todo a la movilización nacional este miércoles 21. La concentración será en el Obelisco a partir de las 11 de la mañana.