Sindicales

5/4/2023

Siderca no cumple con los plazos legales de vacaciones

La reforma laboral avanza.

Planta de Siderca-Tenaris

Siderca avanza con la reforma laboral de hecho. Tal vez no se note inmediatamente en los ritmos de trabajo, pero si en las flexibilizaciones.

La empresa encontró la vía para presionar con estas reformas y esa vía es maniobrar con los contratos basura; cubrevacaciones y plazo fijo que se extienden hasta por 5 años, configurando un fraude laboral que perjudica a compañeros/as que ocupan puestos fijos en puestos de producción.

¿La modalidad? Fácil: amenaza sobre la continuidad de los contratos si no se “colabora” trabajando feriados, francos y extras de manera continua y habitual aprovechando que los salarios metalúrgicos, sin adicionales y para un/a trabajador/a nuevo/a es prácticamente solo básico y este está por debajo de la línea de pobreza.

Tenaris ha adoptado hace años una política represiva en cuanto a Seguridad y Calidad y cualquier desvío es sancionado, que al llegar a una cantidad X pone en peligro la continuidad del contrato.

La pregunta reiterada: ¿y el sindicato?

Alrededor de dos años sin congresos de delegados, una autocracia que ha anulado al cuerpo de delegados. No hay ámbito para trasladar y debatir los problemas que surcan a toda la planta, bajos salarios, “errores” en los pagos de extras y compensatorios, sanciones, despidos y sigue la lista.

El sumum, la flexibilización de las vacaciones. Si bien el fraccionamiento es algo habitual en Siderca a pesar de la falta de una compensación por hacerlo, esta vez, la patronal se fue al pasto: vacaciones en julio para el Laminador continuo 1. El motivo, una reparación programada en esa fecha porque los repuestos del laminador llegan en esa fecha, parece que Tenaris compra en Wish.

Esta fecha, totalmente fuera del período legal, no puede tomarse a la ligera como un atropello más, puede ser el puntapié para dislocar las vacaciones y modificarlas a como hoy las conocemos. Podría aplicarse en tramos a conveniencia, por roturas de máquinas o bajas de carga momentáneas, al modo de una suspensión pero liquidando el derecho vacacional.

La segunda pregunta del millón: ¿qué hace el gremio?

La Comisión Interna y la Comisión Directiva explican que vencido el período legal para avisarnos de nuestras vacaciones, estamos en condiciones de enviar telegrama avisando el inicio de nuestras vacaciones. Está bien, pero no tan bien… la dirección del gremio coincide con Tenaris en que la empresa tiene tiempo de avisarnos hasta el 30 de abril el inicio de vacaciones y este es un error compartido. El 30 de abril es la fecha tope para terminar el goce de nuestras vacaciones, no es fecha límite para avisar. Gremio y empresa, intencionalmente o no, confunden en que la ley habilita al trabajador a tomarse sus vacaciones siempre que estas terminen antes del 31 de mayo, pero esto cuando la empresa no lo ha notificado en tiempo y forma.

Ante la duda no hay que dudar. La ley es interpretativa dice la CI. Entonces la pregunta es: ¿por qué lo interpretan a favor de la empresa?.

Aparentemente, la CI esperará hasta el 30 de abril para hacer campaña y decirnos que enviemos telegrama a partir del 2 de mayo. No está mal, pero no está del todo bien. Si un compañero con 35 días no hubiera fraccionado, no le alcanza el mes de mayo para terminar sus vacaciones.

Lo que debería hacerse. Tomando como fecha límite de goce de vacaciones el 30 de abril y contando 45 días hacia atrás, nos da que la fecha tope para que la empresa notifique inicio de vacaciones, para un compañero de 35 días, es el 23 de febrero, para uno de 28 días, el 2 de marzo y así.

O sea que pasado el día 45, el compañero o compañera está habilitado/a para notificar sus vacaciones a partir del día siguiente. Toda comunicación legal por correo es individual, y como tal genera desconfianza, sobre todo, por no ser habitual. El riesgo de no adoptarlas es ir perdiendo poco a poco cada conquista que nos asegura derechos. Pero la empresa cuenta con el temor que generan sus amenazas a los contratados y el gremio es muy liviano en sus medidas, será toda una tarea convencer a nuevos y no tan nuevos.

El gremio está paralizado, el cuerpo de delegados bypaseado. El cambio de Caló por Furlán no implicó ningún cambio, o sí, pero de sometimiento a una línea dentro del gobierno que impide toda acción de lucha para evitar hacerle ruido a una dupla gubernamental de su palo… o masomenos.

Aun hasta cuando parece hacer lo correcto esta dirección sindical es funcional a la empresa. Insistimos en la necesidad de recuperar el sindicato, empezando por el cuerpo de delegados, apuntando a CI con lista que sea realmente oposición con un programa de defensa y recuperación de derecho de cada trabajador y trabajadora en Siderca.

Hay activistas valiosos en Tenaris que solo deben romper la barrera de contención, agruparse, formar un frente, batallar con paciencia y perseverancia.

La empresa se actualiza permanentemente, nosotros estamos atados a una orientación conservadora y conciliadora. Necesitamos una nueva dirección.