25/06/2020

Sindicato de obreros de maestranza firma convenio basura que recorta 35% los sueldos

En un acto de entreguismo indisimulable, la conducción del Sindicato de Obreros de Maestranza firmó un convenio a medida de las patronales de limpieza.


El nefasto acuerdo establece el pago de $20.101, equivalentes al 75% del básico del personal suspendido que trabajaba 8 horas, pero dice explícitamente que ese personal de limpieza suspendido puede ser convocado a trabajar… ¡sin que se le levante la suspensión! Todo por la módica cifra de $300 pesos por día sobre el monto pagado de la suspensión -si fueron a trabajar menos de 16 días al mes.


Pero en verdad el ajuste es mucho mayor. Si se tienen en cuenta los distintos ítems que se cobraban antes de la cuarentena -como antigüedad, presentismo, trabajo en equipo, entre otros- el sueldo total rondaba los $31.000. Siendo que ahora cobran $20.101, están recibiendo el 65% del salario pre-pandemia, es decir que el recorte del sueldo es del 35%.


Como si esto fuera poco de los $20.101, $16.875 pueden ser aportados por la Anses, si la empresa lo solicita. Es decir que las patronales solo pagarían un 15%, mientras que el otro 85% es pagado a costa del vaciamiento del organismo -del dinero que todos los meses aportamos para las jubilaciones.


De lo que sí se ocupa el sindicato en el acuerdo es que continúen los aportes sindicales y el aporte solidario que ellos administran, mostrando que lo único que les interesa es que continúe entrando dinero a su caja.



Denuncias


De todo el país están llegando denuncias de que este convenio ni siquiera se cumple, con la anuencia del sindicato. En algunos lugares la patronal pasó de un día para el otro a compañeras y compañeros a un régimen de 4 horas, recortando un 50% los salarios. En otros, retrasan los pagos y ya anunciaron que van a pagar el mísero aguinaldo en tres cuotas.


Llueven denuncias en relación a la no entrega de ropa de trabajo, o incluso de lugares donde la compra se descuenta del sueldo de las compañeras.


En relación al coronavirus, las patronales obligan a las y los trabajadores a concurrir a sus lugares de trabajo cuando llaman para decir que tienen fiebre. Cuando alguna o alguno tiene síntomas y no va a trabajar, no permiten que sus compañeras y compañeros se aíslen, obligándolas a concurrir a los lugares de trabajo, atentando contra la salud de las y los trabajadoras y trabajadores de la empresa y de la población en general.


Este régimen laboral solo puede imponerse porque las patronales, junto al sindicato hacen que impere el miedo, persiguiendo a las y los que levantan la voz. Pero comienza a surgir la organización para cambiar la realidad del gremio.


Desde el Partido Obrero planteamos el pago del 100% del salario previo a la pandemia, para todas y todos los y las suspendidas y suspendidos; que se levanten las suspensiones a todos los compañeros que se encuentran realizando tareas y se les pague el salario habitual y normal con los aportes a la seguridad social; la inmediata convocatoria a paritarias y un aumento inmediato del 50% del salario para comenzar a recuperar lo perdido en años anteriores por la inflación.


Es precisa la conformación de comités de higiene y seguridad electos por los trabajadores, para garantizar las condiciones de trabajo. Basta de tercerización y división entre los trabajadores. Pase a planta permanente y al convenio colectivo de los lugares donde desarrollan su actividad.

También te puede interesar:

Según el Banco Mundial, desde la pandemia, 1,7 millones de personas de sectores medios cayeron a una situación de mayor vulnerabilidad.
La patronal dio lugar a rebajas del 7% en la hora.
Conquistaron pase a planta, reincorporación de una trabajadora despedida, reconocimiento porcentual de la antigüedad y aumento que supera el 50%.
Medida desde el 2018, la inflación le gana siempre al poder adquisitivo de los trabajadores.
Las mentiras del gobierno, el pataleo patronal y el rol de la burocracia sindical. Escribe Néstor Pitrola.