04/05/2006 | 944

Soip: Otro color, el mismo clasismo


Con 400 avales, ocupando todas las candidaturas con delegados de planta y paritarios; agrupando 17 fábricas entre delegados y activistas, así se presentó la Celeste-Marrón. Este es el nombre con el cual la lista Celeste Histórica se inscribió para luchar por la conducción del sindicato.


 


Esa denominación permitió sortear la disputa con el grupo escindido de la Celeste Histórica, que hoy controla el sindicato de la mano de la patronal del pescado. Pero luego de variadas maniobras impugnatorias, todas superadas, la junta electoral, nombrada a dedo por la directiva, obligó finalmente a cambiar el término celeste de la bicolor por lo que la lista ha sido definitivamente oficializada como Bordó-Marrón.


 


La camarilla, asustada, busca usurpar la enorme tradición clasista de la Celeste. Se han realizado las impugnaciones al Ministerio, se harán a la justicia, pero la realidad obliga a superar este obstáculo mediante una enérgica campaña política apoyada en los candidatos, las posiciones políticas y el programa clasista que es marca indeleble de la Unidad Obrera del Pescado, hoy ex lista Celeste.


 


Para lograrlo, hay mucho más que un color.


 


Además de los delegados, entre los 36 candidatos revista un conjunto de compañeros que son “número puesto” en las postergadas elecciones de fábrica; la lista refleja un fuerte reagrupamiento clasista. Esta característica se refuerza por el programa antipatronal adoptado y el método democrático de designación asamblearia de los candidatos. Un anticipo del método de la lista cuando asuma como dirección del sindicato.


 


El contraste con las otras tres listas oficializadas hasta ahora es abismal, si tenemos en cuenta que todos se definen como pejotistas y ninguna cuestiona el convenio negrero Cipa-Soip.


 


La distribucion masiva del folleto de la agrupación “Abajo el convenio negrero Cipa-Soip” ha comenzado a popularizar el contenido de este “convenio virtual”, que pretende blanquear plantas en negro, pero en iguales o peores condiciones que las que están en negro: alargamiento de jornada, eliminación de la garantía horaria ante los parates por falta de pescado, rebaja salarial, precarización de la contratación, eliminación de topes en el tamaño de pescado procesado.


 


La Bordó-Marrón, en contraste, representa la lucha por el blanqueo en base al convenio 75, la gran bandera del gremio. Así fue en Marisco 2, Artico, Augusta Megara, Acha 1020, Cenkea y varias más. Sus dirigentes estuvieron al frente de huelgas y ocupaciones de fábrica, enfrentando la persecución patronal y la represión desde sus fábricas. Patricia Comparada encarna 25 años de clasismo en el puerto. El candidato a secretario adjunto, “Peto” Aguirre, encabezó, a huelga y piquete, el blanqueo de su fábrica enfrentando junto con sus compañeros a la infantería y fue ratificado recientemente como delegado de planta.


 


La lista se ha comprometido también a integrar a la dirección del sindicato a cuatro representantes de la lucha contra el trabajo en negro, María Demateis, Mabel Berón, Luis Marcial y Nancy Carvajal. Estos dos últimos, en Telenoche Investiga, denunciaron el trabajo semiesclavo en el puerto marplatense.


 


La oficialización es una gran victoria política. La lista llama a todo el activismo del puerto a no dejar pared sin una pintada Bordó-Marrón, a distribuir miles de volantes y conquistar decenas de fiscales para quebrar cualquier maniobra fraudulenta el día del comicio. Impulsa reuniones de activistas por planta, convoca el apoyo de las organizaciones piqueteras, tanto al Polo Obrero como a la CCC, a caminar los barrios y llevar la lista a la victoria.


 


Su triunfo abrirá un camino definitivo para reconquistar el Convenio 75 para todo el gremio, para terminar con el trabajo en negro y los convenios negreros por fábrica; será una puerta a las bolsas de trabajo de los desocupados que serán las propias del sindicato, llevará al Soip a la unidad con el puerto, que fue quebrada por la actual conducción en la gran huelga del año pasado de los compañero embarcados.


 


Vamos con la Bordó-Marrón a completar la tarea histórica que empezamos a meses del Argentinazo, desalojando ahora a esta nueva y débil burocracia sostenida sólo por el poder patronal y la cooptación del Estado kirchnerista.

En esta nota