17/08/2006 | 959

Stani/Cadbury en lucha

Unamos las luchas

En la próxima semana, en caso de no haber nuevas respuestas al petitorio presentado a la patronal, los trabajadores de Stani/Cadbury resolverán en asamblea la continuidad del plan de lucha.


El punto más importante de este petitorio es la derogación del convenio “Mantecol”, que establece el no pago de horas extras los fines de semana para la mitad de los trabajadores de la planta. Los trabajadores se movilizaron al Ministerio de Trabajo el pasado jueves 27 de julio por su derogación. El convenio fue firmado en su momento por la burocracia del STIA Buenos Aires (Daer). Junto a este punto la asamblea votó luchar por el aumento del ticket canasta y la anulación de ciertos ítems que hoy forman parte de un negrero régimen de productividad.


La burocracia de Daer dio la espalda a la movilización del 27 y hasta se negó a aportar un solo micro para el traslado de los compañeros. En los días previos, la Interna había logrado acceder al expediente sobre el convenio “Mantecol” en el Ministerio de Trabajo y pudo comprobar la existencia de un acta que derogaba este régimen y establecía un salario y jornada laboral sin diferencias de trato para ningún sector. La resolución, de octubre 2004, fue “cajoneada” por la burocracia y el Ministerio durante casi dos años. Esto llevó la lucha por la derogación del “Mantecol” al tope de la agenda y precipitó la movilización al Ministerio de Trabajo, que sumó a la inmensa mayoría de los trabajadores y fortaleció las tendencias de lucha.


La victoria en este punto significa un paso estratégico en la unidad de la planta, hasta ahora dividida en dos convenios. En toda una franja del activismo crece la convicción de organizar paros internos para doblar el brazo de la patronal por el conjunto de reclamos del petitorio.


¿Por qué no unimos la lucha de las tres plantas?


Luego del fracaso de la paritaria central por la política de la burocracia (un 16% real por un año y 1.100 pesos para el que ingresa), corren petitorios en las tres plantas más importantes de la zona norte del Gran Buenos Aires: Stani/Cadbury, Terrabusi/Kraft y Pepsico. Estas plantas son, a su vez, la columna vertebral de la lista de oposición a la burocracia Celeste y Blanca.


En todas estas plantas, las patronales están urgidas por la necesidad de cumplir con grandes pedidos de producción. En Terrabusi, luego de la enorme tensión producida por el accidente que casi se lleva la vida de un trabajador y las acciones de lucha por la reincorporación de cuatro contratados (que finalmente aceptaron el despido), la empresa tuvo que efectivizar a 132 trabajadores y otorgar categorías pero pateó para adelante el reclamo por el salario. ¿Por qué no unir los tres procesos de lucha, presentar un frente mucho más sólido ante las patronales, estructurar un plan en común y crear una referencia para la lucha del conjunto de los obreros de la alimentación?


Sólo la burocracia no va a estar de acuerdo.

También te puede interesar:

El Estado no regula y pone en riesgo nuestra salud.  
El gobierno de Salta prueba un Bloque Nutricional en chiques con distinto grado de desnutrición.
El proyecto volvió a debatirse este martes en las comisiones de la Cámara de Diputados.
Impulsemos asambleas en nuestros lugares de trabajo para defender los salarios.
Asumió Funes de Rioja como presidente de la entidad de las patronales industriales.
La responsabilidad patronal en una cadena de contagios que impactan en la salud de la población del norte cordobés.