27/12/2001 | 735

Suteba Matanza, un paso atrás

La decisión de la mayoría de la Comisión Directiva del Suteba Matanza (integrada por la agrupación Verde y el integrante de Patria Libre), de participar en la consulta popular de la CTA-Frenapo, con el voto en contra de los integrantes del Partido Obrero-Tribuna Docente, FOS, MST y CCC, significa objetivamente un paso atrás para el Suteba Matanza en su política independiente de la burocracia Celeste y de la CTA.


La agrupación Verde argumentó que si bien consideraban que la consulta tiene un programa limitado y como medida es insuficiente, es una herramienta más para utilizar en el debate con los compañeros. Además plantearon que no se debía dejar el lugar vacante dentro del funcionamiento orgánico de la CTA Matanza.


Con este suceso se vuelve a plantear para el Suteba una encrucijada vital: si la dirección seccional va a plantear un programa y una acción frente a la crisis, de y al servicio de los trabajadores, lo que implica plantear que tanto el gobierno nacional como el provincial se tienen que ir, y al mismo tiempo fijar una posición clara respecto a la salida necesaria frente a la crisis de poder; o se va a enrolar detrás de las variantes de sostenimiento del régimen como la de la CTA-Frenapo-ARI. Para estos últimos, la estrategia de «poder» se reduce a los 380 pesos de seguro de empleo para los jefes de familia. O sea que con 380 pesos por mes por familia se resolvería el problema de la pobreza en el país, sin tocar demasiado los intereses de la banca y las grandes empresas.


Es interesante ver que 380 pesos es el salario promedio de un maestro de grado. Y a eso nos quiere condenar la CTA, por eso la Ctera y el Suteba se han negado sistemáticamente a reclamar el aumento salarial y han entregado la lucha provincial de los docentes contra la ley de ajuste provincial.


La participación en la consultar popular nos coloca en una estrategia contraria a la que necesitamos los docentes y el conjunto de los trabajadores. En estos meses de verano se definirá entonces el derrotero que seguirá esta dirección que se pasa sin respiro de una política clasista (lucha contra el pacto federal educativo II, contra la paritaria nacional docente, contra la municipalización, contra el ajuste de Ruckauf y en defensa de la continuidad de la lucha), a una política de seguidismo a la centroizquierda.


(18 de diciembre de 2001)

También te puede interesar:

Derrota de los intentos de proscripción a la lista integrada por Tribuna Docente e independientes.
Sobre un informe acerca de la concentración empresaria y la inflación.
La burocracia sindical no defiende a los luchadores y activistas que enfrentan las reformas antiobreras.
Fue su primera presentación en las elecciones de Agmer.
Vamos por un sindicato para defender el salario y la escuela pública.