25/06/2020

Tandil: contundente paro de los trabajadores municipales

Por salario y condiciones laborales.

Este jueves 25 de junio -luego de una movilización de los recolectores de residuos, que logró llegar a un acuerdo con la patronal estatal- los trabajadores municipales del resto de las áreas decidieron ir al paro por sus propios reclamos, con piquetes en sus respectivos lugares de trabajo. La medida es acompañada por el sindicato, que se puso a la cabeza del conflicto.


Es importante resaltar que el conflicto en cuestión se da en un cuadro de movilización obrera, tanto a nivel nacional como local. El mismo día en que los municipales decidieron salir a luchar, en la ciudad hubo paro de choferes de las líneas de transporte público por el pago de salarios adeudados, se movilizaron algunas organizaciones sociales, los trabajadores del hipódromo movilizaron al municipio porque peligran sus puestos de trabajo. Así mismo, mañana movilizan los trabajadores de Loimar, cuya lucha también venimos siguiendo y acompañando.


Desde Prensa Obrera, nos acercamos a charlar con los trabajadores y entrevistamos a los delegados de las distintas áreas y al secretario de Prensa del Sindicato Municipal, que nos comentó que “el conflicto se originó a raíz de una presentación que hicieron los compañeros delegados del área de servicios reclamando por cuestiones que estaban pendientes  desde hace un bien tiempo. A partir del arreglo al que llegó Recolección, que pertenece a la misma área, los delegados tomaron la decisión de movilizar al municipio y pedir una reunión con el ejecutivo. Como no se llegó a ningún acuerdo, desde el sindicato se tomó la posición de llamar a una medida de fuerza que comenzó el día de ayer. Ahora estamos a la espera de una nueva reunión con la intendencia para que nos den una solución”.


Uno de los delegados nos comentó que “lo que reclamamos, por un lado, es que el ejecutivo haya arreglado con un sector de los municipales y no con todos los trabajadores. Por otro lado, el acuerdo al que se llegó es mucho mayor, en términos de dinero, a los que cobramos nosotros. Pedimos, entonces, que los sueldos sean igualados hacia arriba, teniendo en cuenta, por supuesto, las características específicas de cada área”. Desde el sindicato, por fuera del reclamo obrero en cuestión, se elevó hace ya unos días un pedido de aumento del salario básico de un 20% o del 30% si dicho aumento se efectúa en cuotas.


El delegado de Talleres desmintió, en primer lugar, los dichos del Municipio, que los acusó de no dejar trabajar a sus compañeros recolectores. En cuanto a sus reclamos, aseguró que “si bien, Gomería -sector en el que él mismo trabaja-, Herrería, Mecánica, Talleres, Chapistas y Electricidad pertenecen a Recolección, nosotros somos excluidos del acuerdo y las medidas de fuerza que llevan adelante los recolectores”.


De parte de Espacios Verdes, el delegado comentó que “lo que nosotros reclamamos es que nuestros sueldos sean equiparados con los de Recolección. Yo hace 27 años que soy municipal, categoría 12, y cobro 40 mil pesos mensuales, un número muy por debajo de lo que cobra un recolector de categoría 1”.


Consultado sobre el caso de los trabajadores contratados y subcontratados, que hoy en día trabajan 4 horas diarias y cobran $9.000 (sin ART, sin ser considerados municipales, sin la seguridad de que el puesto de trabajo sea estable), el secretario de Prensa sindical mencionó que “los compañeros no forman parte de este reclamo particular, pero sí tienen sus propios reclamos, relacionados con la precarización a la que los somete el Municipio por medio de contratos basura, extendidos en el tiempo. Ese también es un reclamo que está llevando adelante el sindicato, por la contratación en planta permanente y con las condiciones laborales que les corresponde”.


Del área de Desarrollo Social, el delegado nos informó que “el intendente arregla con Recolección por el impacto que tiene dejar la basura en la calle en el ánimo popular. Nosotros no tenemos nada en contra de los compañeros recolectores, cuyo acuerdo ya veremos si es beneficioso o no. Lo que vemos es que algo hay que hacer para que se sienta nuestra disconformidad con nuestras condiciones laborales y salarios. Acá, por ejemplo, hay 500 trabajadores en negro, algunos hace más de 15 años; mano de obra precarizada, con una relación de dependencia encubierta. Mientras tanto, la planta permanente está llena de funcionarios políticos. Si bien no somos gente que quiera generar conflictos -ningún trabajador lo quiere-, la situación lo amerita. Quienes generan estos conflictos, siempre, son los políticos de turno. Ya hemos intentado muchas veces por la vía del diálogo, pero, al no darnos respuesta, nos fuerzan a ir al paro. Nuestro reclamo es por el aumento del salario básico a un monto que le permita a los compañeros vivir dignamente. El salario actual está muy por debajo de la canasta básica familiar”.


Desde el partido Obrero, apoyamos el reclamo de los trabajadores municipales, así como también sus medidas de fuerza. Entendemos que es necesario unificar las diferentes luchas en curso, por lo que cobra total relevancia y se pone más vigente que nunca la necesidad de una asamblea con todos los trabajadores municipales, que discuta un reclamo de conjunto, con las reivindicaciones de todos los sectores, y la continuidad del plan de lucha para imponerlo. Acompañaremos a los trabajadores en las medidas que sigan realizando y nos ponemos a su servicio para lo que necesiten.


¡Vamos por la victoria de todas las luchas obreras!


¡Que la crisis la paguen los capitalistas y no los trabajadores!




 

También te puede interesar:

En un distrito castigado por la pobreza, la desocupación y el déficit habitacional vamos con el Frente de Izquierda Unidad.
Luego 30 jornadas de paro, cortes de ruta, acampes y diversas medidas de acción directa impulsadas por la Mesa de Trabajadores en Lucha.
2.500 compañerxs participaron de enormes jornadas en todo el distrito.
Justicia por Ailén. El Estado es responsable.
Destrucción del suelo, contaminación del agua y concentración de la producción.