13/10/2020

Tandil: tras una semana de paro, los recolectores movilizan al municipio

El martes 13 de octubre los trabajadores municipales del área de recolección de residuos de Tandil, del turno mañana, se concentraron en las puertas del Palacio Municipal para reclamar un aumento salarial. La manifestación fue realizada luego de una semana de paro, acatado por el 100% de los recolectores, exigiendo además al sindicato que defina una posición respecto de la conciliación obligatoria.

Desde la movilización, Prensa Obrera dialogó con Enzo Gómez, delegado del sector.

¿Cuáles son los motivos por los que están movilizando?

Hoy el sindicato está reunido con el Ministerio de Trabajo en La Plata, discutiendo la conciliación obligatoria. Estamos reclamando una respuesta concreta al respecto. Ya llevamos tres meses yendo y viniendo, haciendo paros y volviendo a trabajar. Aún no tenemos una respuesta y no nos vamos a ir sin ella.

¿Cuáles son sus reclamos?

Nos han sacado los recorridos tirados, que son horas extras; una pantalla para que las horas extras no las agarren las otras áreas. Al mes de iniciado el conflicto, nos aplicaron una cláusula de productividad, que nosotros rechazamos. Los pagos son confusos y ellos mismos (el municipio y el sindicato) no te saben explicar cómo funciona. Por eso hacemos esta medida, exigiendo una respuesta clara.

Desde medios de comunicación y redes sociales se empezó a discutir la posibilidad de privatizar el servicio, aludiendo que sería beneficioso para los mismos trabajadores. ¿Qué opinan ustedes de eso?

Beneficioso para nosotros no creo que sea. Siendo el servicio privado o estatal, nosotros nos seguiremos levantando temprano para ir trabajar. El municipio pone plata para pagar contenedores privados y no nos quiere aumentar a nosotros. Te puedo asegurar que darle $3.000 o $4.000 a cada recolector no es nada comparado a lo que le están dando a las privadas de los containers.

C: ¿Qué relación tienen con los recolectores del turno noche y el resto de los municipales?

-E: Con los compañeros del turno noche tenemos un diálogo abierto. El problema es que tanto Miguel Lunghi (el intendente) como Luciano Lafosse (secretario de Obras Públicas) y Claudio Fuentes (director de Servicios) han separado las áreas. No tiene que ser así.

Trabajadores del cementerio y de varias áreas del municipio han realizado medidas el último tiempo, ¿pensás que existe la posibilidad de llevar adelante alguna medida de lucha en conjunto?

Yo creo que sí. Hoy en día todos los trabajadores se están dando cuenta que el sindicato que tenemos no nos está apoyando en nada. Los compañeros del cementerio, más allá del número, tienen mucha voluntad. Sabíamos, por el diálogo que tenemos, que iban a realizar esta medida. El resto de las áreas también; hace algunos meses, hicieron un paro y aún no obtuvieron respuestas.

¿Qué opinan de la respuesta de parte del sindicato y del Estado?

La verdad es que venimos en respuesta a esa respuesta, que aún no existe. Ahora mismo, el sindicato está en una reunión con el Estado en Azul y no es la primera vez que ninguno de los delegados podemos estar presentes. No sabemos qué es lo que están discutiendo. Estaremos atentos a ver qué deciden y evaluaremos ese arreglo. Si nos dictan la conciliación obligatoria, mañana volveremos a trabajar. Hoy en día, estamos reclamando por nuestro salario, luchando por un aumento, por nuestras familias. Fuimos claros con el sindicato en que queríamos ir a fondo con esto y ellos nos abandonaron.

Por último, ¿qué mensaje tienen para los ciudadanos, que son los beneficiarios de su servicio?

Disculpas. Hoy en día, ellos son, al igual que nosotros, rehenes de esta situación, complicada por los representantes de Tandil. Disculpas y nada más que disculpas. Si mañana tenemos que volver a trabajar, lo haremos de la mejor manera.

Desde el Partido Obrero hacemos llegar nuestro apoyo a la lucha de los trabajadores municipales y a sus reclamos. Es evidente la necesidad de asambleas por área que discutan un pliego de reivindicaciones, entre las que deberían estar el salario y la mejora de las condiciones de trabajo, como paso para discutir un plan de acción del conjunto de las áreas que logre imponerlas.

También te puede interesar:

Hay más de 1.400 familias asentadas en el lugar.
Es en reclamo ante los aprietes y amenazas municipales de los que son víctimas para forzar una reubicación de las familias.
Este viernes 23, desde las 10h se reciben donaciones en el Obelisco, y a las 12h las familias realizarán una movilización.
Todas las pruebas apuntan a la policía comandada por Berni.
Desde más de 15 hospitales, reclamaron a Kicillof aumento salarial, equipos de protección, licencias y el reconocimiento profesional a enfermería.