20/08/2020

Telecom aprovecha la pandemia y avanza sobre los trabajadores

Necesitamos un plan de lucha en serio.
Por Hernán Ventre Congresal Foetra-Fattel

En una de las últimas comunicaciones internas, con un discurso sofisticado y hablando de una “Nueva experiencia”, Telecom anunció un nuevo avance precarizador en nombre de una “adaptación tecnológica”. El 4 de agosto, en Conversaciones en Línea, Roberto Nobile (CEO de Telecom) respondió una pregunta sobre el cierre del edificio Golf, diciendo que estaba prevista una reforma de los baños. Sin embargo, en esta comunicación, la empresa habla de “rediseñar los edificios corporativos” y “transformar nuestros lugares de trabajo” empezando por los Edificios Golf y Hornos. Pero: ¿qué es lo que no dicen?

El planteo de la empresa

En forma escueta y difusa Telecom lanza algunos indicios de lo que será para ellos un plan estratégico -el “nuevo normal”. Detrás del “proyecto en fases” se esconde el cierre o la desafección de la mayoría de los edificios corporativos del Amba (Estomba, Madero, Clínicas, Costanera, Palestina, entre otros), que dejarían de existir como edificios de asiento para miles de trabajadores/as, cambiando completamente nuestras condiciones.

Con frases como “centros integrales de experiencia” o entornos “ágiles y colaborativos” la empresa pretende eliminar los puestos fijos y presenciales de trabajo. Imponiendo de hecho y a futuro la “oficina en casa”, no como una modalidad optativa y voluntaria, sino como una imposición patronal que avanza sobre un derecho adquirido, como lo es tener un escritorio y un lugar de asiento definido. En este plan precarizador, los trabajadores deberemos sacar turno para encontrar un lugar disponible en alguno de los dos edificios en CABA; eso sí, solo en caso de ser “necesario”. El teletrabajo, forzado por la pandemia del Covid-19, es aprovechado para un incremento descomunal de la productividad bajo las presiones y exigencias patronales -estamos trabajando más en casa que en la oficina- que al mismo tiempo es utilizado para disgregar a los trabajadores, una política que Telecom buscará mantener cuando finalice la pandemia. Todo este avance encuentra una adaptación en toda la línea de la conducción Azul y Blanca de Foetra (sindicato telefónico).

Organicemos la respuesta de todo el gremio para defender nuestras condiciones

La ofensiva de la patronal de Telecom/Cablevisión (Grupo Clarín) comenzó con la fusión y se dio en múltiples sectores simultáneamente, pero las organizaciones sindicales se adaptaron paso a paso.

El comunicado N° 2.161 de Foetra plantea que ningún trabajador debe retirar sus pertenencias de los edificios ya que la comunicación de la empresa “violenta ilegalmente las condiciones de trabajo”. Pero el texto no convoca a ninguna instancia de organización del gremio para votar un plan de lucha que derrote la avanzada patronal. Sucede que este ataque empresarial no es solo sobre los edificios corporativos, también se avanza sobre los sectores técnicos, donde atacan las condiciones de trabajo imponiendo el escalamiento (con la nueva escalera) y el control extremo de los trabajadores (geolocalización y control de tiempos de trabajo) con el sistema Work Force.

Desde la Naranja Telefónica y como parte de la oposición llevamos esta discusión a la comisión directiva de Foetra, que se reunió por primera vez en el año el 24 de septiembre. En lugar de organizar el reclamo, el oficialismo negó categóricamente que estuviera en marcha esta política de reestructuración de la empresa.

Llamamos a rechazar todas las modificaciones unilaterales, ilegales y precarizadoras de Telecom/Cablevisión, que buscan imponer masivamente el teletrabajo en los edificios corporativos y avanzar en un retroceso histórico en las condiciones de los sectores técnicos. Exijamos e impulsemos la convocatoria a reuniones y asambleas virtuales para discutir la situación y las reivindicaciones. Vamos por una recomposición salarial para todos los trabajadores. Por el pase al convenio de la actividad de todos los trabajadores tercerizados y «fuera de convenio». Que se cumplan todas las condiciones y el pago de la conectividad por teletrabajo. No a la imposición de esta modalidad una vez que finalice la pandemia. Defendamos todos los puestos de trabajo. No a la precarización y flexibilización laboral.

       

También te puede interesar:

Que se discuta el “preacuerdo” en las asambleas.
Este viernes a la calle contra la precarización y por el salario. Plan de lucha ahora.
Claro y el Estado son responsables.
Ahora todos a la caravana por el salario el jueves 5.
A una semana de la muerte de Matías Dimuro, trabajador de CLARO
El debate sobre la modalidad de cursada para el año que viene debe ser resuelto por la más amplia deliberación de la comunidad educativa.