07/05/2020

Telefónicos reclaman que se cumpla la cláusula de revisión de marzo

La inflación y las tarifas telefónicas no están en cuarentena.

El desarrollo de la crisis, acrecentada por el Covid-19, golpea el bolsillo de los trabajadores. La inflación en marzo según el Indec se ubicó en el 3,3% y en los alimentos llegó al 3,9%. Para abril se estima un 2%, menor por la recesión económica que deprimió el consumo, pero continúa la pérdida del poder adquisitivo. Los mejores pronósticos ubican la inflación anual en un 50% sin contar la devaluación del peso.


Todas las empresas aprovechan la pandemia para descargar un ajuste brutal con despidos, suspensiones y rebajas salariales. Pero las empresas telefónicas se vieron doblemente beneficiadas: por un lado, por el incremento de las tarifas por encima de la inflación ¡que de junio a marzo aumentaron un 53%!, haciendo un pésimo aporte a la escalada inflacionaria que estamos viviendo. Por otro lado, con el aumento exponencial del tráfico de datos, llamadas y videollamadas que también aumentaron la facturación de las empresas.


¿Quién paga la crisis?


Las trabajadoras y trabajadores telefónicos ya venimos con pérdida salariales por paritarias anteriores por debajo de la inflación. Y tenemos una cláusula de revisión salarial en marzo que debía contemplar hasta junio que hasta ahora no se ha activado. Ya estamos en mayo y además muchos trabajadores recibieron una rebaja en su salario abril por el recorte de las horas extras que hacían en forma normal y habitual (para llegar a fin de mes) o porque dejaron de cobrar comisiones en distintos sectores comerciales. En el caso de los tercerizados están sometidos a una extorsión y presión laboral sin precedentes, con descuentos salariales y amenazas de despidos, pero las direcciones sindicatos brillan por su ausencia.


Desde la Naranja Telefónica, junto al resto de la oposición del gremio, trabajadores y delegados de todo el país reclamamos que Foetra y la Mesa de Unidad Sindical abran la negociación salarial para reclamar una recomposición real, retroactiva a marzo, y que se aplique la actualización automática por inflación para defender el poder adquisitivo de todos los trabajadores de las telecomunicaciones: efectivos, tercerizados, “fuera de convenio” y trabajadores de las cooperativas telefónicas. Por un salario mínimo (categorías iniciales) que cubra la canasta familiar. Abajo el pacto UIA-CGT-Gobierno. Para llevar adelante la defensa del salario y las jubilaciones es necesario defender la independencia política del gobierno y las empresas. Que se abran los libros y que la crisis la paguen las empresas. Exijamos que se cumpla la cláusula de revisión de marzo.



 

En esta nota

También te puede interesar:

Que se discuta el “preacuerdo” en las asambleas.
Asambleas el 2 de diciembre; paro y movilización el 3.
Este viernes a la calle contra la precarización y por el salario. Plan de lucha ahora.
Escribe Néstor Pitrola. El ajuste fondomonetarista en marcha en el centro del debate nacional.
Nuevos índices marcan la imponente tendencia del ajuste que se aplica sobre las y los trabajadores.
La inflación de octubre (3,8%) es la mayor del año y se espera que siga creciendo.