23/07/2003 | 810

Tenemos que preparar un plan de lucha en las universidades

El Plenario de secretarios generales de la Conadu Histórica se reunió al día siguiente de que el gobierno de Kirchner anunciara que no va a haber aumento salarial para los estatales. Y días después de que Juan Carlos Pugliese se desdijera de las promesas realizadas apenas unas semanas atrás: se pagarán tres cuotas adeudadas del Fonid – y no seis – a los docentes preuniversitarios.


En ese cuadro, la Asociación Gremial Docente (AGD) de la UBA propuso un documento público para denunciar esta política ajustada a las expectativas del Fondo, la convocatoria a un Congreso nacional de la Federación para después del receso y la preparación de un plan de lucha con paros progresivos por el aumento de emergencia de 200 pesos, la recomposición salarial, la renta para los ad honorem, la duplicación del presupuesto universitario y el pago inmediato de lo adeudado a los preuniversitarios.


Para la Mesa Ejecutiva y la mayoría del Plenario, sin embargo, todavía no era el momento. En lugar de un documento y de un Congreso, resolvió convocar a un nuevo plenario para los primeros días del próximo mes. En lugar de preparar y anunciar un plan de lucha, llama a un paro de preuniversitarios para el 4 de agosto (las mentiras de Pugliese indignaron a los docentes preuniversitarios). En otras palabras, como si nada hubiera sucedido, como si el gobierno no hubiera rechazado con sus anuncios el pliego de reivindicaciones del movimiento docente, la dirección de Conadu (h) continúa congelada.


Tenemos que preparar un movimiento huelguístico en todas las universidades del país por el inmediato aumento de 200 pesos y su actualización de acuerdo con el costo de la vida. Debemos superar la parálisis a la que nos lleva la dirección de la Conadu (h), atada a la tregua de los De Gennaro-Maffei-Lozano. Y constituir un frente con los gremios del Estado que luchan por quebrar el congelamiento de Kirchner-Solá-Ibarra. En esa perspectiva, la AGD-UBA convocará a un gran Congreso de docentes de la UBA para resolver la continuidad y profundización de un plan de lucha progresivo en el segundo cuatrimestre por el aumento salarial y el conjunto de las reivindicaciones de los docentes universitarios.

En esta nota

También te puede interesar:

Tras consolidarse un ajuste de al menos un 20% en 2021, el próximo año traerá un aumento del 26,5% con una inflación prevista del 33%.
Luego de que las autoridades los eliminaran arbitrariamente por dos años, esta semana comenzaron los exámenes promocionales.
A raíz de una propuesta impulsada por la UJS y por las fuerzas del FIT-U.
Asamblea y movilización por lo nuestro.