27/05/2007 | 993

Tercera semana de lucha de los profesionales


El 16 de mayo arrancó la tercera semana de paros en los hospitales de la Ciudad convocados por la Federación de Profesionales Municipales. Los médicos reclaman un aumento salarial del 37%, los nombramientos, la jubilación con el 82% móvil y la libre elección de la obra social. El paro de 72 horas (16,17 y 18 de mayo) se cumplió a rajatabla y el miércoles 16 de mayo 2.500 compañeros se movilizaron al Ministerio de Salud y la Jefatura de Gobierno porteños.


 


El gobierno se negó a discutir el contenido del petitorio. Por lo tanto, quedó ratificado un nuevo cese de actividades para el 22 y 23 de mayo.


 


Las burocracias de Sutecba (municipales),  Médicos Municipales (AMM) siguen boicoteando el paro. La conducción de la AMM amenaza con sanciones al Alvarez y la Sardá, cuyas gremiales se rebelan. La asamblea de profesionales en la Maternidad Sardá ratificó la continuidad de las acciones y convocó a un cese de actividades médicas para el martes 22 de mayo.


 


Mientras tanto el Sutecba firmó un reajuste miserable con Telerman: 16% al básico y a la antigüedad (monedas), a cobrar en dos cuotas (mayo y septiembre), y un fondo de garantía salarial no remunerativo de entre 100 y 200 pesos.


 


En los hospitales de la ciudad se desempeñan 4.000 profesionales no médicos; son los que están a la cabeza de esta enorme lucha por el salario y la ruptura de los acuerdos paritarios y los techos salariales truchos.


 


Mientras los profesionales paran los hospitales porteños y se movilizan, a los Macri, a los Telerman y a los Filmus no se les mueve un pelo.

También te puede interesar:

Miles de trabajadores ocupados y desocupados exigieron su aumento a $70.000 en la Plaza de Mayo y en jornadas en todo el país.
En los últimos cuatro años acumulan una pérdida equivalente a $10.770 y $6.680, respectivamente, respecto de los productos básicos.
El gobierno llega a las Paso liquidando el poder adquisitivo de los trabajadores.
Profundizamos las medidas por la recomposición salarial, el rechazo a los descuentos y el pase a planta permanente.