13/08/1997 | 552

«Tiene que haber una alternativa política de la clase obrera de abajo hacia arriba»

PO: ¿Por qué inició el desafuero la patronal de Siderca? ¿Por qué esta ola de desafueros en tantas fábricas?


GP: El problema es que frente al hambre y la desocupación hay dirigentes que peleamos contra el ajuste del gobierno, y las cúpulas sindicales traidoras, junto con el gobierno, persiguen a los que resistimos concretamente al apriete capitalista.


PO: ¿Cuándo y cómo crees que saldrá el fallo?


GP: Por la vía judicial, se podría decir, teniendo en cuenta los antecedentes de los tres juicios que hay en los que tramposamente la patronal, la justicia y los traidores del sindicato lograron imponerse, estamos perdidos. Yo, expectativa en lo judicial, nunca tuve; es un problema político.


PO: ¿Qué piensan hacer frente a un fallo adverso como el que vaticinás?


GP: Tengo 25 años en la empresa, mi padre tuvo 20 años más, a mí me eligieron democráticamente los trabajadores en el 94, ganamos el sindicato (seccional Campana de la UOM), ellos usurparon las urnas, vuelvo a ser candidato a secretario general por la Azul y Blanca en el 96 y en complicidad con Siderca se enquista Angel Recúpero de la mano de Brunelli, del Secretariado Nacional. Pero a mí me votaron los trabajadores, yo no me voy a ir si ellos no me dicen que me vaya. Yo no represento a la cúpula de burócratas, ni a la empresa, sino a la mayoría de los obreros, así que me tendrán que sacar la cabeza de tortuga de adentro.


PO: ¿Qué papel juega la UOM en esta lucha?


GP: La UOM … hay que entender que soy un obrero que represento la lucha contra la flexibilidad que no entra en Siderca, que soy perseguido ideológica y políticamente, que en el Congreso de Parque Norte, ante la traición de no dar el 30% en la Rama Siderúrgica, la más grande, yo pido la renuncia de Lorenzo Miguel y el Secretariado Nacional. Hay hechos que testimonian la complicidad con la empresa y con la política del gobierno de turno que enfrento permanentemente.


PO: ¿Qué pensás de una Interfabril en la zona?


GP: Una Interfabril es más que necesaria a partir de la lucha de Atlántida; nosotros somos solidarios con todo el movimiento trabajador y de los desocupados y te diría más, yo soy un obrero que ha sufrido desocupación, grandes miserias … parece que hubiera gente que se olvida de dónde viene, yo conservo mi origen; creo que tenemos que luchar por una sociedad nueva. El problema es político. El gobierno que tenemos acá es justicialista, menemista, aparecen otros frepasistas, yo no estoy con ninguno de ellos, hoy no estoy en ningún partido, pero tengo ideas propias. Creo que a las Interfabriles hay que armarlas, hay que construirlas, hay que pasar a la asamblea de trabajadores en la zona y lo que decimos con las palabras hay que hacerlo con los hechos. Hay gente que habla mucho, que se pasa de izquierda y va de derecha, hay que concretar, si no no sirve.


PO: Hablando de ideas políticas. La Asamblea de Ferro, integrada por el PO, Pueblo Unido de Tucumán y una cantidad de organizaciones de lucha ha hecho un llamamiento a toda la izquierda, de urgencia, de asambleas en todo el país para conformar un frente de los trabajadores en lucha y la izquierda ¿Qué opinás de la propuesta?


GP: Creo que la derecha es la derecha, sabemos quiénes son, cómo operan y también entiendo que hay una gran responsabilidad de todos los partidos de izquierda —yo soy un hombre de izquierda, nato—; entiendo que la dispersión de la izquierda tiene su grado de responsabilidad porque el pueblo y la clase trabajadora están viviendo la disgregación; no puede ser que quienes dicen ser de izquierda no sean capaces de unir por arriba y por abajo la construcción de algo nuevo para recuperar nuestros sindicatos en primer lugar (no hay que minimizar esto) y, sin detenerse en lo filosófico, practicar una unidad de lucha en todos los terrenos …


PO: ¿Incluido en el terreno electoral?


GP: Incluso en el terreno electoral. Mi opinión es que en el terreno electoral hay que participar. Hay un sistema parlamentario, el capitalismo usa la vía electoral, nosotros debemos participar, sabiendo lo que son los estrados del Parlamento. Yo decía en el acto (el domingo en Zárate): Nosotros no luchamos para ser concejales. Luchamos contra los 1.300 despidos que se vienen en Siderca, contra mi despido. Pero nosotros tenemos que participar. El problema es cómo, con quién. No vamos a participar en un partido policlasista. Esa es mi idea personal. ¿Ahora adónde vas, con quién? Me han venido a visitar muchos compañeros, amigos … que vaya al Frepaso. Eso es cambiarle la ropa al muerto. Tiene que haber una alternativa política de la clase obrera de abajo hacia arriba. Tenemos que construir algo que confronte con este sistema, no con este modelo. Nos están haciendo pelota en todos los países, en toda Latinoamérica, con la desocupación, con la globalización de la economía. Hay gente que lo entiende desde el punto de vista sindical; con eso sólo, no vamos a resolver absolutamente nada.