02/06/2020

Tierra del Fuego: bocinazos desde la región más austral contra las rebajas salariales a estatales

Por Lucía Zulma Fernández Tribuna Estatal de Tierra del Fuego

Los estatales de Tierra del Fuego, el domingo 31 de mayo, salimos a protestar en las calles de la provincia en caravana de automóviles y a fuerza de estridentes bocinazos, para demostrarle al gobierno que no vamos aceptar que prorrogue por 60 días más el pago del aumento y las paritarias. Asimismo, reclamamos el pago de la suma no remunerativa tanto a los estatales del escalafón seco como a los docentes, que corresponde a los haberes de abril, el cual deberíamos haber cobrado en el mes de mayo por boleta complementaria y que hasta el día de la fecha el gobierno no lo efectivizó.



Le exigimos al gobernador Gustavo Melella que se liquide inmediatamente el aumento con los haberes de mayo, el cual fue acordado en paritarias y homologado en el Ministerio de Trabajo, pero que se suspendió por 60 días en marzo, tomando de excusa la pandemia del Covid-19. Como es de público conocimiento, la inflación interanual general es de 45,6% y la canasta básica nacional está en los $42 mil pesos, por lo que con estos ataques a nuestro pauperizado poder adquisitivo, a los trabajadores se nos hace imposible poder llegar a fin de mes y muchas familias se hallan endeudadas.


Es sabido que la provincia recibió ayuda económica de Nación para llevar adelante los gastos que surgieran y, de hecho, no tendría motivos que argüir para no abonar a los estatales, ya que el presupuesto estaba destinado desde antes de que empezara la cuarentena para ir a la recomposición salarial de todo el sector público de la provincia de Tierra del Fuego.



Estamos lisa y llanamente ante un ajuste en toda regla contra quienes vivimos de nuestro trabajo. El gobierno provincial, en la misma línea que el nacional, pretende encubrir que la crisis es propia de este régimen social en decadencia y sale a salvaguardar a las burguesías nativas y a los acreedores atacando las condiciones de vida y las conquistas de la clase obrera. Ante esta coyuntura crítica, en la cual los sindicatos burocratizados se hallan aliados al oficialismo para contener la bronca popular, llamamos a seguir profundizando en estas acciones y a organizarnos de manera independiente de los bloques políticos patronales, concentrándonos en asambleas mandatadas por las propias bases.


Rechazamos de plano el ajuste, nos pronunciamos en contra de los despidos de trabajadores en el sector privado como los que intentan imponer vía retiros voluntarios a la baja en Textil Río Grande.


No al pago de la deuda usuraria y fraudulenta con el FMI y los bonistas, no a las rebajas salariales. Pongamos de pie a la clase obrera fueguina contra los embates de los gobiernos provinciales, municipales y los capitalistas parasitarios en un plan de lucha para derrotar el ajuste. Para que la crisis no la paguen los trabajadores, sino quienes la generaron y lucran con la bancarrota nacional. ¡El martes 16 de junio nos sumamos a la acción de lucha convocada por Tribuna Estatal Nacional, llamamos a los fueguinos y fueguinas a movilizar ese día!




 

En esta nota