09/04/2020

Trabajadores/as del empaque de Moño Azul actúan ante las condiciones impuestas por la patronal

Crece el malestar y la organización entre las y los obreros de la fruta.
Por Cristian Yañez Delegado de la fruta.

Más de 200 trabajadores y trabajadoras del empaque de Moño Azul (4 exportador del sector en el país), ubicada en la localidad rionegrina de Villa Regina, se encuentran debatiendo por estas horas como continuar con las medidas adoptadas en caso de que sus reclamos no sean respondidos. Por el momento se encuentran parando la producción de manera intermitente durante lapsos de 2 horas. La jornada laboral está dividida en dos turnos y el tránsito de personal (más de 200 personas) se vuelve peligroso, ante el avance del Covid-19.


La propia gobernadora Arabela Carreras, de Juntos Somos Río Negro, ha dispuesto en la provincia el uso obligatorio del barbijo pero no garantiza ni exige medidas de seguridad para los y las trabajadoras del empaque, ni para las familias trabajadoras. Carreras amenazó con multas y detenciones en caso de no tener barbijos. Hasta aquí, contra la patronal frutícola no ha sido para nada exigente, mostrando el carácter de clase de su gobierno y sus decisiones políticas.


En medio del avance del coronavirus, con un primer caso confirmado en la ciudad de Villa Regina, las medidas de seguridad que debería garantizar la patronal no aparecen, así lo comprueban las medidas de fuerza realizadas en el empaque.


Hasta aquí, el gobierno nacional de Alberto Fernández y los provinciales de Carreras (Río Negro) y Gutiérrez (Neuquén) han garantizado las ganancias de las patronales frutícolas, aún en tiempos de pandemia; y no la salud de los trabajadores y trabajadoras del empaque.


Este proceso de organización en Moño Azul es un ejemplo de cómo nuestra salud la defendemos los trabajadores, con nuestros métodos históricos. Y pone de relieve la necesidad de comités de seguridad, conformados por trabajadoras y trabajadores electos, que establezcan las medidas sanitarias y tomen un seguimiento estricto de su cumplimiento.


La patronal, los gobiernos y la burocracia del sindicato, no nos defienden, porque ponen por encima de nuestra salud la continuidad de la producción, como ya se demostró en el empaque Teorema SRL.



Un dato que no podemos obviar es la realidad que están discutiendo, y atravesando, los y las trabajadoras, respecto a las condiciones de salud en su lugar de trabajo. Esto sumado a los ataques a los salarios, los premios de productividad, las suspensiones, mientras las patronales amasan millones.


Desde la Coordinadora Sindical Clasista acompañamos este reclamo en Moño Azul y convocamos a realizar todas las asambleas que hagan falta, y organizar comités obreros de higiene en todos los empaques. Estamos para acompañar todos los reclamos. Nuestra vida la defendemos nosotros.



 

También te puede interesar:

Pactaron el pago de la deuda salarial en cuatro cuotas y condicionada a los subsidios del Estado.
Las irregularidades y el abuso policial como regla.
Se debate un congreso de delegados y el pedido de elecciones de seccional en Villa Regina.
El joven de 16 años fue brutalmente golpeado por la Policía y terminó hospitalizado.
FdT y JSRN rechazan propuesta de impuesto extraordinario del FIT