10/02/2021
CONTRA EL CIERRE

Tres de Febrero: paremos el vaciamiento de Clínica San Andrés

Las y los 144 trabajadores de la Clínica San Andrés, en Caseros (Tres de Febrero) están haciendo una rápida experiencia de organización y lucha. Con el método de la asamblea y la movilización están enfrentando un proceso de vaciamiento con riesgo de cierre del establecimiento. Ahora hay permanencia en el lugar de trabajo para defender las instalaciones y aparatología.

La clínica quedó acéfala ante el fallecimiento del antiguo dueño, y los compañeros quedaron atrapados en la puja de sucesores capitalistas. Esto derivó inmediatamente en el vaciamiento de pacientes de Pami (que son mayoría) derivados a otros establecimientos, y la desaparición del personal médico que trabajaba bajo la modalidad de monotributistas, como ocurre en casi toda la medicina privada.

Una primera victoria fue imponer, en el Ministerio de Trabajo, un acuerdo –precario- a los sucesores para dar continuidad al establecimiento. Sin embargo, ese plan cayó por defección de la directora asignada.

Ahora es la etapa en que supuestos propietarios de equipamiento alquilado viene a retirar las que serían sus pertenencias. Y claro, el riesgo de que los sucesores quieran hacer lo mismo. Rápidamente se aseguraron guardias para mantener las instalaciones. Se eligieron delegados por sectores de trabajo para mejorar la organización y en la asamblea del 9 de febrero se votaron más acciones de lucha.

Para este jueves hay una reunión en sede de la Municipalidad para la cual se designaron en asamblea a diez compañeros. Es necesario garantizar que el municipio defienda la continuidad de los puestos de trabajo y del nosocomio. De cara a la segunda ola de Covid sería criminal un eventual cierre.

Para el 17 de febrero está convocada reunión en el Ministerio de Trabajo, a la cual se votó concurrir movilizados, invitando familiares, amigos y organizaciones solidarias. Esa reunión puede ser decisiva, y en caso de no resolverse la situación se pondrá al rojo vivo el debate que ya empieza a asomar en relación a que el Estado se haga cargo y, si la situación sigue empantanada, reclamar la provincialización o municipalización integral del establecimiento y puesta en marcha bajo control de los trabajadores.

Mientras tanto, hay que reclamar en todos los órdenes que se asegure, por parte del Estado, el 100% de los salarios, los puestos de trabajo y se impida el corte de agua y energía.

La lucha de los compañeros es una muestra de las reservas de la clase obrera ante la crisis. En este escenario cobra mayor importancia el plenario nacional de Tribuna de Salud del 20 de febrero.

En defensa de los puestos laborales y contra el cierre de la clínica movilicemos el 17 al Ministerio de Trabajo.

También te puede interesar:

Gran abogado defensor de las causas ambientales.
El distrito ya no tiene camas disponibles para pacientes con coronavirus y tampoco posibilidad de derivar.
El intendente Gay y Kicillof acuerdan pasar a fase 3 en medio de un récord de muertes por Covid-19.
Los trabajadores de la planta de Campana actúan en defensa de la salud.
Vacunas, deuda externa y tarifazos: un coctel explosivo en la provincia de Buenos Aires.