23/09/1998 | 601

‘Tribuna Docente nos devolvió las fuerzas’

Cutral Co era tierra arrasada. Cuando comenzamos la tarea de llevar las propuestas de la Lista Rosa a cada una de las escuelas, nos encontramos con las consecuencias de la traición del 12 de abril del ‘97 luego de la histórica huelga del cutralcazo y el asesinato de Teresa Rodríguez.


Compañeros desmoralizados que manifestaban su bronca e impotencia ante una conducción que le había dado la espalda a los trabajadores y desocupados para darle el abrazo de salvación a Sapag.


Alto porcentaje de desafiliación y la desconfianza a trabajar nuevamente en cualquier alternativa que los vinculase a ATEN.


Tuvimos una ardua tarea.


Para los compañeros de Neuquén, el color Rosa era sinónimo de traición y entrega. En las escuelas nos decían: «Con la Rosa no quiero saber nada». Por ello, la campaña fue constante en la aclaración de la expulsión de la Rosa de los responsables de la entrega, en la presentación de nuestro programa e impulsando el reagrupamiento de los docentes que estén dispuestos a continuar luchando en serio.


A pesar de las innumerables irregularidades de las elecciones: urnas abandonadas por 2 horas imposibilitando la votación, padrones incompletos, etc., fueron 99 los votos obtenidos por la Rosa en Cutral Co y fuimos los únicos que presentamos fiscales (en la seccional y contradiciendo las disposiciones de la junta electoral no permitieron la tarea de muchos de ellos).


Hoy, la realidad es otra: se conformó un nucleamiento docente con el que ya comenzamos a trabajar para las próximas elecciones en ATEN.


Los compañeros manifestaron que Tribuna Docente «fue la única que nos devolvió las fuerzas para seguir luchando».