02/11/2018

Triunfazo en docentes universitarios de Tucumán

El Frente Docente por el Cambio se impuso en las elecciones de Adiunt.

Con 854 votos contra 666, el Frente Docente por el Cambio (Agrupación Naranja, Independientes, Rompiendo Cadenas) se impuso a la lista Unidad y Compromiso (un frente entre sectores K con el PCR) en las elecciones de Comisión Directiva de la ADIUNT, el combativo sindicato de la docencia universitaria tucumana. Es el tercer mandato consecutivo del FdxC.


Si se suman los votos en blanco y los anulados, participó del acto eleccionario cerca del 75% del padrón electoral, siendo Adiunt el gremio de base que mayor cantidad de afiliados tiene en relación al total de docentes de su universidad (50% de la docencia)


El nuevo secretario general es Diego Toscano, militante del Partido Obrero, lo mismo que el secretario saliente, Ariel Osatinsky.


El FdxC ganó las vocalías en la mayoría de las facultades y de los colegios y escuelas preuniversitarias, logrando con ello tener mayoría y quórum propio en la comisión directiva. De la misma manera impuso su supremacía en la elección del cuerpo de delegados, en la que votan afiliados y no afiliados al gremio.


En el último tramo de la campaña, más de 100 docentes se sumaron en distintos grados a la defensa de la ADIUNT independiente.


El FdxC llegó a la conducción de la ADIUNT como la expresión organizada de la gran huelga docente de 2014, que con sus 89 días de paro logró traccionar una huelga nacional universitaria de varias semanas e imponerles una derrota parcial a las camarillas que gobiernan la UNT.


El FdxC en estas elecciones enfrentó a una lista alineada con quienes postulan la necesidad de poner en pie un “frente anti Macri” para las elecciones del 2019, y en ese plano comulga con la misma orientación del actual oficialismo de Conadu Histórica.


La lista Unidad y Compromiso tuvo el apoyo activo de autoridades de diversas facultades, de la burocracia estudiantil y la neutralidad del PTS. Los grupos “provida” también se hicieron sentir en la elección, cuestionando a la actual conducción por su protagonismo durante el debate sobre la legalización del aborto de mediados de año.


Campaña


A lo largo de la campaña, el eje de la lista Unidad y Compromiso estuvo puesto en atacar al Partido Obrero. Llegaron a acusar a la actual conducción de ser “demasiado revoltosa”, y que como resultado de ello no habían logrado solucionar problemas locales como las deudas salariales que las autoridades mantienen con cientos de docentes, proponiendo el camino del “diálogo” para solucionar esos problemas, omitiendo que la experiencia ha demostrado en todos los gremios que esa estrategia de conciliación con los ajustadores ha llevado a la derrota a los trabajadores. Enarbolaron la bandera de una Adiunt “más participativa”, pero propusieron sustituir las Asambleas Generales, una marca combativa y expresión de democracia sindical de la ADIUNT, por asambleas por facultad. Lo más gracioso, si se puede decir así, fue que no pudieron mostrar en las facultades donde contaban con las vocalías que hubieran realizado las mentadas asambleas de facultades


El FdxC, por su parte, hizo eje en la necesidad de defender un sindicato independiente de las autoridades y de los gobiernos para enfrentar el ajuste impulsado por el FMI: lucha por el salario, por el presupuesto universitario, por el régimen jubilatorio y por la aplicación completa del convenio colectivo de trabajo.


Presentamos un balance político del accionar del gremio al cabo de estos 4 años, dando cuenta de las luchas y de las conquistas logradas como resultado.


A lo largo de la campaña, destacamos la importancia de la lucha que sumó a una ancha franja del movimiento estudiantil, y que permitió quebrar los techos salariales que durante meses el gobierno intentó imponerle a la docencia universitaria, aumentos que sin duda hubieran sido superiores, si las burocracias de los otros sindicatos y federaciones docentes universitarias no se hubieran bajado de la lucha aceptando la oferta del gobierno cuando, precisamente, la lucha revestía el carácter de una rebelión de alcance nacional. Esto fue explicado y evidentemente entendido por la docencia.


En el curso de la campaña también se hicieron fuertes denuncias de los sueldos exorbitantes de los funcionarios universitarios, el apoyo político de la UNT al bloque peronista armado por Manzur –que fue clave en la aprobación del presupuesto– y también la pretensión de las camarillas universitarias de reactivar el negocio minero. La otra lista no pudo abrir la boca sobre ninguno de estos problemas.


En la elección del 2016 en la que triunfo el FdxC, los sectores K y el PCR y sus aliados fueron separados, sin embargo la suma de ambas listas superaban los logrado por el FdxC.


Este hecho los empujo a unirse a cualquier costo alentado por sectores de las autoridades. Si se unen es posible echar a “los troskos” de la conducción. Sin embargo, en la política frentista una vez más se demuestra que no funciona la lógica matemática. En esta oportunidad, unidos retrocedieron de 742 votos, en el 2016, a 666 en la reciente elección, con el agravante de que el PCR perdió prácticamente a todos sus aliados independientes, los cuales votaron en blanco o directamente apoyaron al FdxC.


Las próximas luchas


Durante estos 4 años, ADIUNT se convirtió en una protagonista excepcional de la vida universitaria y sindical de la provincia, defendiendo con tenacidad los derechos docentes y convirtiéndose en una de las asociaciones de base que más avanzó en la aplicación del Convenio Colectivo de Trabajo de los docentes universitarios, impulsando acciones de conjunto como ocurrió 6, 14 y 18 de diciembre del 2017, en los distintos paros nacionales, en el apoyo a grandes luchas obreras y de los trabajadores, como la del Ingenio San Juan o el Inti.


La nueva conducción va a enfrentar desafíos aún superiores, pues en el reciente presupuesto votado en la Cámara de Diputados, el ajuste educativo es brutal a la par del plan de reforma laboral que procura atomizar a fondo a los trabajadores.


En ese terreno, a la par de impulsar la defensa de las conquistas y arrancar un conjunto de derechos que son negados por las actuales autoridades, se tiene que impulsar una política que profundice y extienda la unidad docente estudiantil.


Pero la conducción combativa de Adiunt ya es una marca registrada en todos los sindicatos docentes de la región. En ese plano, las iniciativa orientadas poner en pie una corriente en todo el NOA que lucha por la recuperación de las seccionales locales es clave para fortalecer las lucha inevitables del próximo periodo.


Por otra parte, esta victoria refuerza a la lista Naranja Nacional, que recientemente hizo una gran elección en Conadu Histórica junto a AGD-UBA y otras asociaciones y agrupamiento clasistas y combativos, y también al Plenario Sindical Combativo, de cuya fundación en Lanús participaron los principales dirigentes de FdxC. 


Impulsaremos que Adiunt se transforme al interior de la CTA local y frente al conjunto del movimiento sindical de la provincia, en un polo alternativo a la burocracia alineada directamente con el gobierno de Manzur-Jaldo, y a los sectores que subordinan las luchas a los resultados de las elecciones del año que viene, impulsando la necesidad de enfrentar los planes de hambre del FMI y los gobiernos convocando a un congreso de delegados mandatados provincial para resolver un programa de conjunto de los trabajadores y las acciones de lucha a encarar.


 

También te puede interesar:

Gran jornada de lucha junto al Plenario del Sindicalismo Combativo.
Hacia el XXVII Congreso del Partido Obrero.
El gobierno sigue sin considerar esenciales a las más de 40 mil familias que dependen de la cosecha del limón.
Por un plan de lucha por el salario y las condiciones de trabajo.