10/10/1995 | 468

Triunfo en el Astillero

Por G.C.

Al cabo de veinte días de lucha, las autoridades del Astillero Río Santiago se vieron obligadas a firmar un acta de “conciliación voluntaria” por treinta días con la totalidad de los delegados despedidos adentro.


Retroceso


La fábrica vivió el reingreso de los trabajadores como un claro retroceso de la patronal. El Cuerpo de Delegados, ha sido el nervio de las batallas contra las amenazas de cierre o privatización.


La Azul y Blanca —dirección duhaldista de la seccional Ensenada de ATE y la Comisión Administrativa de la fábrica—pactó los despidos desde el principio, y pretendía que la patronal le pagara el sueldo a los despedidos, sin reincorporarlos, mientras durara el juicio por desafuero.


De Gennaro


De Gennaro, como informáramos en el PO Nº 467, levantó el paro cuando la empresa estaba para el “nockout” y le tiró al directorio duhaldista el cable de la ‘conciliación obigatoria’.


De Gennaro también selló un acuerdo con Duhalde, cuyos términos precisos aún se desconocen, para “reactivar” el Astillero, lo que implica la flexibilización y su privatización. Se está gestionando para ello un crédito que tiene como garantía al mismo Astillero.


Programa


Aprovechemos el triunfo para luchar por la reincorporación definitiva de los despedidos, el rechazo de los juicios por desafuero, el pase a planta permanente de los 200 contratados y contra la privatización, la zona franca y la flexibilidad laboral.

También te puede interesar:

Kicillof y Wasiejko quieren entregar el astillero a los capitalistas y los bonistas de la deuda.
Movilizan contra el intento de convertir la empresa estatal en una sociedad anónima, que es avalado por el intendente Secco y el titular Pedro Wasiejko.
Una reunión de los referentes del Frente de Todos de la región apoyó su conversión en una sociedad anónima.