16/05/2016 | 1411

Triunfo salarial en AGR-Clarín

secretario general AGR-Clarín

Tras una semana de plan de lucha, los trabajadores de AGR-Clarín obtuvimos un triunfo, elevando el ingreso que tendremos durante el año por encima del porcentaje pautado por la burocracia gráfica.

 

 

 

Además del  25 por ciento semestral firmado por el sindicato, obtuvimos 17.100 pesos en tickets que se cobrarán en tres tramos,  4.000 en junio, 4.000 en julio y 9.100 pesos en diciembre. Por otro lado, logramos el reingreso de contratados que habían sido cortados,  a pesar de contar con una antigüedad superior a otros compañeros; de este modo hacemos respetar un criterio de antigüedad que impida la discriminación o el favoritismo de encargados; también se logró un principio de bolsa de trabajo y otros reclamos.

 

 

 

La lucha salarial comenzó con la pelea en la paritaria general, la cual fue subordinada por la burocracia ongarista -que se dice en “la resistencia-  al criterio de las paritarias “cortas” de Macri; con la movilización de la Naranja, que superó  la de la propia Verde, se logró destrabar una paritaria en la que las patronales estaban “plantadas” en el 20 por ciento y elevar esa cifra al 25. AGR-Clarín fue el taller que más movilizó en esa jornada, unos 200 compañeros.

 

 

 

Tras la firma de la paritaria general, comenzó la lucha por adicionales en la empresa; los trabajadores rechazábamos que el Grupo Clarín, que ha aumentado un 90 por ciento el precio de tapa del diario y un 46 por ciento el de la revista Genios, y que presenta balances donde figura un aumento del 117 por ciento de sus ganancias en 2015, pretendiera “conformarnos” con un 25.

 

 

 

Votamos un quite de colaboración, se comenzaron a suceder asambleas, y el propio día en que la patronal formuló la propuesta que se aprobó, se hizo una intensa campaña de prensa y nos disponíamos a marchar a la puerta de la Feria del Libro para visibilizar el reclamo. Mientras la Asamblea General sesionaba, estaban los micros dispuestos en la puerta para continuar el plan de lucha votado.

 

 

 

El límite del acuerdo  es que no logramos un aumento del básico tal como pretendíamos; como lo expresó  con claridad el informe a la asamblea general de la propia Comisión Interna. Sin embargo, en el contexto de retroceso de la situación de los trabajadores gráficos, fruto de la crisis y el conservadurismo de la burocracia sindical que deja pasar golpes patronales en numerosas empresas, el acuerdo arribado fue tomado como un triunfo y aprobado por amplia mayoría.

 

 

Los trabajadores de AGR-Clarín pusieron de relieve que el ajuste se enfrenta integralmente, defendiendo la estabilidad laboral pero también el salario, echando por tierra los argumentos de las más variadas burocracias sindicales, que en nombre de los despidos entregan el salario. Los trabajadores salimos a pelear la defensa de nuestros ingresos, y con la unidad y la lucha logramos defenderlos, y fortalecer, una vez más, nuestra organización.