04/06/2020

Tsu Cosméticos: “había un trabajador muerto dentro de la fábrica y acá las máquinas prendidas como si nada”

El lunes 2 de junio Oscar Rodríguez, trabajador tercerizado de limpieza Tsu Cosméticos, falleció en el vestuario de la fábrica, ubicada en la localidad bonaerense de Villa Lynch. La empresa, propiedad de Armando Pérez (ex presidente de Belgrano de Córdoba y miembro de la AFA), nunca detuvo las máquinas y siguió produciendo con el cuerpo sin vida de Oscar en el vestuario.


“Siempre fríos, calculadores, explotadores. Había un muerto dentro de la fábrica y acá las maquinas prendidas como si nada. Sabés qué triste que es eso, lo poco que nos valoran”, testimonió una trabajadora de la empresa a propósito del deceso de Oscar, que trabajaba para la tercerizada Puliere, encargada de la limpieza.


Se trata de una patronal miserable, con un largo historial de atropellos. A la violación sistemática de los acuerdos de pago, firmados en el Servicio de Conciliación Laboral Obligatoria (Seclo), se suman los recientes despidos de trabajadores, que en enero de este año protagonizaron un gran acampe en la puerta de la fábrica reclamando las indemnizaciones adeudadas.


En pleno aislamiento social obligatorio, la empresa informó por WhatsApp a los despedidos la suspensión del pago de las cuotas indemnizatorias desde el 20 de marzo, debido al cese de actividades de la empresa. Además, incumplió el pago de las tres cuotas en que desdobló el cobro los salarios. En la actualidad, suspende y rebaja salarios bajo la promesa de continuidad laboral. Mientras, la burocracia sindical deja pasar el ajuste sobre las espaldas y vidas de los trabajadores.


El ataque de las patronales es en toda línea. Mientras Alberto Fernández declaró en Volkswagen que las empresas y los sindicatos “nos cuidan”, somos los trabajadores quienes debemos organizarnos para cuidarnos frente a la pandemia. El denominador común, en todos los casos, es que intentan avanzar sobre nuestras condiciones de trabajo y de vida.



Frente a este ataque de conjunto, la respuesta de los trabajadores no se hizo esperar. Solamente en la zona norte bonaerense, son más de 40 conflictos los que están abiertos, entre los que se destacaron SKF, Texameri, los municipales de Tigre, BedTime, Mondelez Victoria, Ilva y Fate. Lo que ha primado en todos estos conflictos es que se dieron sobre la base de la deliberación colectiva, resolviéndose paros, acampes, piquetes y movilizaciones.


El gobierno debe garantizar que la patronal pague los compromisos salariales firmados -o en su defecto, mientras tanto, garantizar el cobro de los trabajadores- y deben abrirse los libros de la empresa al control de los trabajadores. Es necesaria la prohibición efectiva de despidos y suspensiones y que no haya ninguna rebaja salarial.


Planteamos la formación de comités electos por los trabajadores para controlar las condiciones sanitarias y la esencialidad de las tareas. Vamos por la organización independiente de los trabajadores para defender el salario y los puestos de trabajo.


Oscar Rodríguez presente.

En esta nota

También te puede interesar:

Otro fallo escandaloso que le garantiza impunidad a tres partícipes de una violación en manada en el camping “El Durazno” de Miramar.
El gobierno provincial declaró sujetos a expropiación terrenos para la construcción de una alcaldía y una cárcel sin consultar a los vecinos.
Con la venia de Cristina y los “nacionales y populares”.
El Frente de Izquierda sumó 5.4% alcanzando el tercer lugar.
El FIT-U con un pie en el Concejo Deliberante.
Movilicemos el próximo lunes a la audiencia en el Ministerio de Trabajo. Basta de acoso y maltrato laboral.