30/08/2012 | 1237

Tucumán: Conferencia Sindical del PO

Un gran paso adelante

Con más de cien activistas sindicales de distintos gremios de la provincia y la presencia de Néstor Pitrola, tuvo lugar la Conferencia Sindical del Partido Obrero de Tucumán. Precedida por una actividad sistemática sobre las principales concentraciones obreras de la provincia, la Conferencia significó un avance en cantidad y representatividad de asistentes -se hicieron presentes numerosos delegados-, con relación al plenario sindical realizado en abril.


Participaron trabajadores docentes, de la salud, de Scania, alimentación, docentes universitarios, de la construcción, rurales, estatales, call centers, Transnoa, empleados de comercio, de prensa y telefónicos. Estuvieron también miembros de las comisiones directivas del Sitraic local y el Sicou (sindicato de choferes), una delegación de trabajadores de la ocupación de tierras en Cruz Alta; una de las principales referentes del movimiento "Jubilados de la Plaza" y un grupo de abogados laboralistas agrupados en Atel (Abogados Tucumanos en Lucha).


Las deliberaciones giraron en torno de las consecuencias que el agotamiento de la política del kirchnerismo y de Alperovich presenta sobre el movimiento obrero. Se prestó particular atención al Frente Intersindical -conformado por las dos CGT locales (moyanista y de Venegas), por la CTA-Micheli y por el Sindicato Municipal de Aguilares (CCC)-, que postergó sin fecha la movilización inicialmente convocada para el 22 de agosto, en reclamo de distintas reivindicaciones. Se analizaron éste y otros alineamientos de las distintas direcciones sindicales en torno del oficialismo y de la oposición patronal -PJ disidente, FAP, etcétera-, en un momento de grandes virajes: Alperovich acaba de manifestarse por la re-reelección de Cristina, a la vez que su adversario en la interna peronista, el intendente de San Miguel de Tucumán, Domingo Amaya, pidió la re-reelección de Alperovich. Pitrola, a partir de la caracterización del punto de viraje y del principio de ruptura de los trabajadores con el gobierno, planteó asociar la construcción del sindicalismo clasista a la construcción del PO y del Frente de Izquierda.


Se discutió con particular importancia nuestra intervención en las elecciones del gremio de docentes universitarios, donde nuestra agrupación ha crecido en el último período y donde tenemos el desafío de enfrentar un intento de copamiento kirchnerista. También tuvo importancia el debate alrededor del Sitas, el gremio de la salud que se fundó durante las luchas y autoconvocatorias, pero cuya directiva se encuentra en un fuerte proceso de burocratización.


Votamos seguir, como lo hicimos el 6 de agosto, con iniciativas locales todas las grandes movilizaciones por Justicia por Mariano.


En el medio de las deliberaciones, los presentes seguíamos minuto a minuto la lucha de los obreros de El Tabacal contra la represión. Al informarse que la policía se había quedado sin balas y los obreros estaban recuperando la ruta con el auxilio de la población, el plenario estalló en aplausos. Se decidió un acto de solidaridad con esta lucha y repudio a la represión para el lunes, en la peatonal local. También se votó el reclamo de un paro general azucarero a las distintas organizaciones sindicales vinculadas con la actividad, y particularmente exigir un plan de lucha por la victoria de los obreros de El Tabacal a la CTA y al Frente Intersindical.


Se resolvió apoyar y participar en la marcha provincial de los "Jubilados de la Plaza", por el 82%. Al finalizar se votó una resolución que contempla el debate y las conclusiones realizadas en torno de todos los gremios presentes, preparando al clasismo tucumano para intervenir en la lucha contra la "sintonía fina" y por una nueva dirección sindical.