07/04/2020

Un golpe a la cuarentena, otro golpe a los jubilados

Declaración de la agrupación Plenario de Trabajadores Jubilados.
Por Corresponsal Plenario de Trabajadores Jubilados

El esfuerzo de todo el pueblo argentino, cumpliendo la cuarentena, ha sufrido un enorme golpe al aglomerar a un millón de jubilados en las colas de los bancos.


Se expuso, justamente, a los más vulnerables por su edad y por sus condiciones sociales.


Era previsible y evitable. Es absoluta responsabilidad del Estado, del Banco Central, del Anses, etc.


La desesperación para sufrir frío y horas en las colas de los bancos ha venido a mostrar el rostro verdadero de la mayoría de los jubilados: que dependen de un ingreso de miseria de $15.892, con el solo adicional de $3.000 para los que cobran la mínima.


Esto cuando la canasta básica de la tercera edad antes de la pandemia era de $40.000, según lo calculado por la defensoría de Eugenio Semino.


Hoy esa canasta es mayor porque el aumento de los alimentos está fuera de control, sobre todo en los frescos. Y sobre todo en los comercios de proximidad, que son los almacenes de barrio donde se compra en efectivo.


Pero las colas mostraron además otra realidad. Hay 1,7 millones de jubilados que cobran en efectivo cada mes exponiéndose siempre, no solo ahora, a las inclemencias y a las colas.


Por otro lado, hay 4.600 sucursales bancarias en el país, que no son muchas. Pero son apenas algunos bancos privados los que pagan haberes. El Banco Central debería obligar a toda la banca a pagar a jubilados.



¿Es esto un rayo en cielo sereno? ¿Un error de un régimen que defiende a los jubilados?


No. Es el mismo régimen político, gobierno y oposición patronal, que le robaron cinco puntos a la movilidad.


Ahora, en medio de la pandemia han montado otro ataque, nada difundido en los medios: toda la asistencia a las empresas se hará con plata del Anses. Y se les exime de aportes a la Seguridad Social. ¡Otro robo!


Los fondos para salud y para salarios no pueden salir del Anses, tiene que ponerlos el Tesoro. Que mientras saquea otra vez nuestros aportes sigue pagando puntualmente la sideral y delictiva deuda externa.


En el primer trimestre del año se han pagado más de $300.000 millones en deuda, con nueva deuda, con una enorme emisión monetaria que trae inflación y con dólares de las escuálidas reservas. Miren si no hay fondos.


Tampoco hay vacunación masiva de gripe y neumococo para el total de los adultos mayores.


Exigimos, que la lucha contra la pandemia, tenga por prioridad a los jubilados.


Provisión de todos los elementos de higiene y salubridad a los geriátricos.


Elevación inmediata del mínimo a $30000.


Bancarización masiva a domicilio. Habilitación de pago en todas las sucursales bancarias del país y en supermercados.


Devolución de la movilidad y otorgamiento integral de la próxima movilidad en junio, de acuerdo al derecho adquirido.


Profundicemos nuestra organización por todas las vías posibles, respetando la cuarentena y haciéndola respetar.


4/4/2020



 

En esta nota