27/04/2017 | 1455

Un método clasista para dar un salto en la construcción

Asamblea del Sitraic


Con la participación de más de 300 obreros de la construcción, principalmente de la zona sur del conurbano bonaerense, y al término de la aprobación de la Memoria y Balance del sindicato, se realizó la Asamblea General Extraordinaria del Sitraic (Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción). Esta ya se inscribe dentro de una tradición clasista que ha recuperado el Sitraic para los trabajadores de un gremio, donde la burocracia ha destruido todo vestigio de democracia sindical.


 


Con la apertura del secretario general, Víctor Grosi, se puso de manifiesto la difícil situación que atraviesan los obreros de la construcción, en un período signado por el derrumbe de la industria, que impactó severamente sobre los trabajadores, dejando un tendal de más de 100 mil despidos en la construcción. Esta realidad se combina con una industria que arrastra uno de los peores salarios del país y cuyas tareas se desarrollan en condiciones de trabajo riesgosas, las cuales se agravan permanentemente al ritmo que los empresarios aumentan sus beneficios a expensas de los trabajadores.


 


Mientras esto ocurre, el gobierno refuerza su alianza con la patria contratista y con la burocracia de Gerardo Martínez para defender el esquema de negocios de la clase capitalista. El Sitraic, sin contar aún con el reconocimiento para negociar paritarias, se ha destacado con distintas iniciativas políticas que incidieron de forma directa en la realidad de los obreros del sector. Entre las más importantes se inscriben el acampe de tres días frente a la Cámara Argentina de la Construcción y las acciones comunes con el Polo Obrero por la reactivación de la obra pública, para atacar la desocupación.


 


Participaron de la asamblea los compañeros Jorge Hospital (Agrupación Causa Ferroviaria – Mariano Ferreyra), Miguel Pallarols (Tribuna Docente) y Eduardo Belliboni (Polo Obrero), todos ellos integrantes de la Coordinadora Sindical Clasista, quienes, al término de la jornada, hicieron uso de la palabra para acercar un saludo. 


 


Un programa de acción


 


Entre sus resoluciones, el Sitraic votó una orientación para intervenir en las paritarias del gremio redoblando la campaña por un básico inicial de 15.000 pesos (actualmente el básico es de 9.000). Aprobamos la convocatoria a una movilización a la Cámara Argentina de la Construcción, al Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda y al Ministerio de Trabajo, con eje en el reclamo salarial, por un convenio Sitraic, por la reactivación de la obra pública y el ingreso de la bolsa de trabajo del Sitraic y el reconocimiento del sindicato en todas las dependencias del Ministerio de Trabajo del país.


 


La asamblea ratificó la defensa de todas las luchas obreras y se pronunció por la victoria de la huelga docente y por el triunfo de los trabajadores de AGR-Clarín.


 


También se aprobó lanzar la campaña por la reapertura de la causa contra Gerardo Martínez, por su participación en la última dictadura militar como Personal Civil de Inteligencia en el Batallón 601, en la línea de expulsar a las patotas y los represores de las organizaciones del movimiento obrero.


 


Por un congreso del movimiento obrero y la izquierda


 


El Sitraic viene jugando un papel en la consolidación de una alternativa clasista ante el agotamiento de las direcciones burocráticas. Esto ha sido revalidado por los trabajadores que votaron seguir apostando a la construcción de la Coordinadora Sindical Clasista. Sin embargo, también se puso de manifiesto la necesidad de que la clase obrera profundice la construcción de una alternativa política de poder propia. Por estas razones, la asamblea se pronunció unánimemente por sumar al Sitraic a la convocatoria de un congreso del movimiento obrero y la izquierda que discuta un programa político y una salida para los trabajadores.


 


Con estas resoluciones, salimos fortalecidos para que el Sitraic dé un salto en la próxima etapa como alternativa gremial en la construcción.

También te puede interesar:

Entrevista a una trabajadora de la construcción.
Las constructoras han hecho sus negocios con los fondos de la obra pública.
Los trabajadores aún esperan que se efectivice el compromiso de reincorporación enunciado por el intendente.
Justicia por Daniel Rodríguez. Basta de tercerización laboral
El sindicato firmó una paritaria que deja el mínimo de la construcción en $18.200.