01/07/2004 | 857

Un nuevo libro de Gregorio Flores

Gregorio Flores presentó una nueva edición, ampliada, del libro que escribiera hace diez años sobre el Sitrac-Sitram, el clasismo y la burocracia sindical. Esta edición constituye, en realidad, un nuevo libro.


A lo largo de las nuevas 100 páginas, Gregorio arremete contra el centroizquierda y el “progresismo”. Señala todos los obstáculos que, a lo largo de 40 años, les han colocado a los trabajadores para impedir que saquen la conclusión de que necesitan contar con su propia organización política. La pasión puesta por Gregorio permite valorar la importancia que el autor da a estas conclusiones.


Gregorio afirma que la continuidad del Sitrac-Sitram es el Bloque Piquetero Nacional y señala la importancia que tiene para su futuro la presencia de un partido revolucionario: el Partido Obrero. Esta ligazón entre los piqueteros y los sindicatos clasistas es el mejor homenaje que se puede brindar al Cordobazo. No cuenta la historia del sindicalismo combativo sino que piensa en las necesidades actuales de la clase obrera. El de Gregorio es un libro pensado para el presente y el porvenir de la lucha de la clase obrera.


La presentación de esta obra convocó una importante concurrencia. En la mesa hubo otro luchador del Sitrac-Sitram, el “Petiso” Páez, que encendió la polémica porque se sintió afectado por las críticas de Gregorio a Izquierda Unida y a Zamora (a favor de los cuales militó Páez); a partir de allí se generó un debate que mostró la vigencia de la oportunidad de escarbar en la historia de la clase obrera.


 

También te puede interesar:

El mejor homenaje es continuar la lucha por un gobierno obrero y popular.
Nuestro homenaje en el 52° aniversario de aquella histórica gesta obrera.
Cuando la vanguardia obrera clasista acaudilló una rebelión.
Del golpe del 55 al golpe del 76. El ascenso del Cordobazo y la vuelta de Perón
Se cumple el noveno aniversario del fallecimiento de uno de los fundadores del clasismo.
Comenzó el 27 de junio de 1975, en el marco de las "jornadas de junio y julio" contra el tercer gobierno peronista.