23/06/2020

Una pata de la CGT acordó aguinaldo en cuotas

Se trata de Carlos Acuña, líder del sindicato obreros y empleados de estaciones de servicio, y miembro de la cúpula de la CGT. Si bien no existe comunicación oficial del gremio, el acuerdo fue explicitado por la parte empresaria a los medios, asegurando que el “entendimiento” consiste en que cada patronal “acordará” con sus trabajadores el pago del aguinaldo en 2 o 3 cuotas. La información que se replica en medios nacionales no fue negada por el gremio.


Si bien este es un caso testigo en el sector privado para avanzar en la cuotificación del aguinaldo, el golpe de vanguardia contra el salario anual complementario (SAC) fue dado por el presidente Alberto Fernández afectando a 200 mil trabajadores estatales nacionales, con los apoyos y réplicas de Larreta y Kicillof (y seguramente el resto de los gobernadores e intendentes), que sumarán otras decenas de miles de afectados.


La UIA viene por la tupacamarización del aguinaldo


La medida del gobierno recientemente oficializada, dio lugar para un fuerte lobby patronal por lograr un decreto que permita la fragmentación del pago de aguinaldo hasta en 6 cuotas y por el reclamo de un nuevo subsidio como el que recibieron para pagar salarios en los últimos meses, argumentando que el 75% de las patronales no puede afrontar el pago de aguinaldos o apenas hacerlo parcialmente. Las patronales se apoyan en la Ley Pyme creada durante el menemismo, que permite el pago en tres cuotas donde los convenios lo habilitan, como antecedente para avanzar en un nuevo ataque contra los trabajadores.


Por su parte Héctor Daer, otra de las patas de la CGT, afirmó que “fragmentar el SAC no es parte de ninguna deliberación ni definición de la CGT” (BAE), sin embargo dio lugar a discusión en cada empresa y mandó a que las patronales hablen con el gobierno en busca de alternativas para cumplir con el pago (El Cronista), léase nuevos subsidios. El aval de Acuña contra el aguinaldo en el sindicato que dirige muestra que esta vez la CGT no quiere ponerse al frente de otra entregada antiobrera como la de las suspensiones con rebaja salarial del 25% que firmó junto a la UIA, dejando que cada sindicato haga lo propio.


Por la defensa del salario y el aguinaldo


Los trabajadores, con luchas y movilizaciones, vienen enfrentando en un cuadro complejo para el movimiento obrero, los ataques a los salarios y los puestos de trabajo. El reciente paro virtual de docentes de CABA contra el pago de aguinaldo en cuotas, al que se sumaron los Sutebas combativos contra la misma medida de Kicillof, así como la movilización de los municipales de Córdoba>; la jornada nacional de lucha en defensa de las jubilaciones; el acampe en Algodonera Avellaneda (Vicentin); el paro del Sutna y de Firestone en defensa de la salud y el parazo en el puerto de Buenos Aires durante 48 horas en el marco de la paritaria, ponen de manifiesto las tendencias a luchar que recorren el movimiento obrero de distintos puntos del país.


La ofensiva patronal que intenta aplicar una reforma laboral de hecho y ahora apunta contra el aguinaldo con el aval del gobierno, debe ser enfrentada con la organización y lucha independiente del Estado. Ese es el camino que mostraron las acciones del Plenario del Sindicalismo Combativo en todo el país el último 16 de Junio en la jornada nacional de lucha, para que la crisis la paguen los capitalistas.



 

También te puede interesar:

Siguen las reuniones de la mesa sectorial sin medidas concretas, mientras cocinan una reforma laboral.
Hubo movilizaciones en toda la provincia, luego del dictamen favorable al proyecto de ley del gobierno.
Habló de "una Argentina ambientalmente sustentable", pero anunció incentivos a los agronegocios, el fracking y la megaminería.
“No tenemos ánimo de incumplir”, dijo Alberto Fernández. Editorial, escribe Gabriel Solano.
Alberto Fernández lanzó un bumerang.
Escribe Néstor Pitrola. “Sigamos pagando la deuda... mientras hacemos una ‘querella criminal’”