23/10/2014 | 1337

Una patota atacó la carpa de Lear


En la madrugada del miércoles 22, una patota armada de cinco personas atacó la carpa que instalaron los trabajadores despedidos de Lear frente a la planta de Pacheco.


 


Los atacantes llevaban armas de fuego y cuchillos con los que atacaron los materiales del acampe, Se llevaron banderas de los trabajadores despedidos y amenazaron a los compañeros y compañeras que se encontraban de guardia, entre ellos Silvio Fanti, delegado legítimo de la planta.


 


Denunciamos que este ataque se realizó en un lugar absolutamente controlado por la Bonaerense y la Gendarmería, con lo que el ataque sólo puede haberse hecho efectivo ante una liberación de la zona.  Responsabilizamos al gobierno nacional y provincial por la integridad física de los compañeros de Lear, así como también a la dirección del Smata.


 


Exigimos la reincorporación de los despedidos y el reconocimiento de la comisión interna, el castigo a los responsables de estos ataques y la inmediata solución a este largo conflicto. Seguiremos apoyando todas las medidas de lucha que decidan los trabajadores de Lear en pos de su reincorporación


 

En esta nota

También te puede interesar:

Repudiamos la represión de la gendarmería y la policía.
Militarizan la zona andina de Río Negro para garantizar los negociados de los Lewis.
En una actividad de campaña del gobernador, una patota agredió a docentes que se acercaron con un petitorio.
Prensa Obrera entrevistó al hermano del joven víctima de desaparición forzada seguida de muerte.