05/10/2017 | 1477

Uocra Bahía Blanca: renuncia la cúpula, continúan las mafias


La renuncia de la cúpula de la Uocra Bahía Blanca, como acción preventiva ante las denuncias que pesan sobre la directiva seccional, arroja luz sobre un proceso de descomposición mafiosa similar al que terminó con la reciente detención del “Pata” Medina en la ciudad de La Plata. El anticipo de la Uocra debe explicarse como un intento estéril de disminuir el impacto político que generaría la intervención del gobierno, hipótesis que se manejaba con fuerza durante las últimas horas.


 


A cargo de la dirección de Humberto Montero, la seccional Bahía Blanca no tenía nada que envidiarle a la seccional La Plata de la Uocra: las denuncias de coimas, negocios vinculados con el catering de las empresas e incluso el ejercicio permanente de la violencia sindical como método para disciplinar a los trabajadores, son materia común de las prácticas de la seccional. El Sitraic fue víctima de las patoteadas y aprietes de la Uocra en dicha ciudad, cuando comenzaba a realizar un trabajo entre los obreros de la construcción de la zona.


 


Por otra parte, la metodología de la Uocra de sustituir a sus dirigentes en desgracia por elementos provenientes de otras localidades, que arrastran los mismos vicios que llevaron a la descomposición de las seccionales en crisis, es una muestra manifiesta de que lejos de reorientar su política hacia la reconstrucción de un sindicato para los trabajadores se ha escogido la línea de preservar los negocios y la continuidad de las mafias con algunos retoques en la estructura de dicha organización. De esto sólo puede deducirse que la Uocra Bahía Blanca no expresa ninguna salida para los obreros de la construcción de la ciudad.


 


El Sitraic, que ya viene trabajando hace tiempo en la ciudad, inicia en los próximos días un proceso de asambleas en todas las obras de Bahía Blanca. La desafiliación a la Uocra y la afiliación masiva al Sitraic es la única vía para erradicar el trabajo en negro, defender la democracia sindical, hacer valer y mejorar las condiciones de trabajo en las obras y luchar por un convenio Sitraic que signifique un avance salarial para los obreros de la construcción.