22/12/2020
TRANSPORTE

UTA: el aumento de boletos se suma al ataque del bolsillo

En el AMBA a partir de enero de 2021.

El ministro de Transporte, Mario Meoni, anunció días atrás que el Gobierno tiene decidido un aumento de boletos para el AMBA a partir de enero de 2021.

En una escalada más dentro de su derrotero antiobrero, se lanzan al ataque del bolsillo de los trabajadores para contener la voracidad de las patronales parasitarias que con el gerenciamiento de las líneas de colectivos como excusa, lo único que hacen es embolsar jugosas partidas de subsidios.

Aún no dieron cifras precisas sobre el incremento, pero no ahorraron en cinismo: «naturalmente vamos a aplicar (el aumento), en el marco de también entender que hay miles de personas que han perdido su trabajo y no han tenido aumento salarial, por lo tanto hay que lograr una combinación y un equilibrio entre cuánto se aumenta para sostener el sistema y el impacto sobre el salario de los trabajadores», dijo el ministro.

Una línea fondomonetarista sin igual: aún reconociendo la enorme desocupación y la falta de paritarias entre los que aún tienen trabajo, la prioridad del Frente de Todos es conservar la tasa de ganancia de las empresas.

En las mismas declaraciones el ministro confirma que las patronales recibieron la misma cantidad nominal de subsidios que en 2019 pero prestando un servicio mucho menor, ahorrando combustible, desgaste de material rodante e ítems salariales como viáticos.

La burocracia oficial de UTA amenazó con un paro el pasado 4 de diciembre (fecha de cobro de salarios de los choferes) si las empresas cumplían a su vez con liquidar haberes con escala vieja, aduciendo que no disponían de los fondos para enfrentar el paupérrimo aumento firmado en octubre. Un claro lock out patronal disfrazado de medida de fuerza obrera en donde la dirección de UTA actuó de correa de transmisión de los intereses patronales utilizando los salarios de los trabajadores como instrumento de extorsión en la puja entre empresas y gobierno por subsidios. No conforme con esa amenaza, luego aplicaron una reducción de servicios con la cual terminaron arrancándole el aumento de boletos.

Desde La Naranja de UTA denunciamos que es un secreto bajo siete llaves la relación de gastos y beneficios con la recaudación y los subsidios. Debe detenerse todo aumento y abrirse e investigarse las cuentas de estas empresas parásitas que viven del presupuesto público y brindan un servicio desastroso.