13/01/2022

UTA: sin bono y con caída salarial

Los trabajadores de transporte pierden un 10% del salario.

En primer lugar, corresponde hacer un balance balance pormenorizado de la paritaria 2021 para los trabajadores del transporte. A fines de 2020 se cerró un acuerdo que definía que en enero 2021 se incluiría al básico el porcentaje de inflación de los últimos 3 meses del 2020, sumado a una cláusula que establecía juntarse ese mismo para seguir ajustando el salario de acuerdo a la inflación. Los últimos 3 meses de 2020 acumularon un 11% de inflación, lo cual debía llevar nuestro salario, en enero 2021, de $63.000 a $71.000, cosa que nunca ocurrió, a pesar de que en las actas de acuerdos que fracasaban ya de manera casi tragicómica para los trabajadores, el secretario general Roberto Fernández, nunca más alejado de la realidad y la verdadera necesidad de los trabajadores daba por afirmado que nuestro básico ya era de $71.000 desde enero 2021 y debería ser de $80.000 a partir de abril. Toda esa diferencia en blanco la perdimos obviamente.

Recién a fines de mayo 2021 llegó el acuerdo que venían «negociando» desde enero. Con una fuerte presencia en la calle de compañeros cansados de que se dilate el acuerdo. Movilizaciones numerosas autoconvocadas en distintos puntos del AMBA, en Moreno en zona oeste, en Maschwitz zona norte y en el Puente Pueyrredón, que fue el punto de encuentro para los compañeros de zona sur. Estas fueron las únicas voces visibles, ya que la llamada oposición dirigida por Miguel Bustinduy se mantuvo en silencio, como siempre que un reclamo justo de los trabajadores va contra los intereses de su socio el Grupo Dota.

Esa diferencia salarial en blanco que perdimos fue reemplazada por bonos en negro y a cobrar de junio en adelante, cobrando de forma atrasada y devaluadísima esa diferencia del primer semestre del 2021. Recién en mayo 2021, el básico conformado inicial fue de $70.000 en blanco. En junio de $80.000 y recién en septiembre llego a $90.000. Con al salario de septiembre –o sea en octubre 2021- se cobró la última cuota en negro correspondiente a lo que nos robaron en el primer semestre. Luego en octubre se acordó que en diciembre el conformado inicial llegaría a $100.000, mientras en la calle los trabajadores pedíamos $150000 de básico y un bono de $50.000.

En la paritaria, lejos de este reclamo, la UTA acordó otra suma en negro de $27.000 en 3 cuotas hasta diciembre para calmar la bronca de los trabajadores que estaban empezando a organizarse para salir a la calle nuevamente. Y con esta firma, nuevamente la promesa de volver a juntarse el 10 de enero 2022 para reveer el tema salarial.

Perdimos 10% de nuestro salario

Si tomamos el básico de $71.000 que debíamos cobrar de enero 2021 a enero 2022 en $100.000 el aumento real es de 41%. Pero de ese 41%, el 11.4% es un ajuste de los últimos meses del 2020 asi que solo un 30,6% fue conseguido realmente en 2021. Mientras que la inflación anual de enero a diciembre, según el INDEC fue de 50%.

No le ganamos a la inflación, como propagandizaba el gobierno y ni hablar de que ante esta situación el gremio no se pronunció ni siquiera en el pedido de un bono de fin de año, como si obtuvieron una cantidad de otros gremios privados y estatales. Sin bono y sin ganarle a la inflación y empezando otro año corriéndole de atrás a la aceleradísima suba de precios con salarios atrasados y ahora también sufriendo una nueva oleada de casos de Covid en las cuales las patronales y la ART se retiraron de su deber de darnos las prestaciones médicas correspondientes.

Por eso, compañeros, hay que empezar a juntarse a organizarse para exigir todos juntos que se nos escuche. Que quienes dicen representarnos no arreglen sin consultarnos y a nuestras espaldas. Que no usen nuestra lucha para que en sociedad con las empresas obtengan mayores subsidios. Comencemos desde cada línea a organizar por abajo la lucha salarial 2022, para no seguir retrocediendo de la mano de una burocracia sindical que entrega nuestros derechos.

También te puede interesar: