09/01/2021

Victoria en Dánica: reincorporación de un despedido

Luego de 7 meses de lucha el aceitero Lucas Suárez es reinstalado en su puesto de trabajo.

La reincorporación de este compañero despedido es la conclusión de una campaña incansable por parte de Lucas y de todos los compañeros de Dánica. La reinstalación se produce como resultado de un fallo favorable de una cautelar presentada a comienzos de Diciembre. El despido se produjo en junio del 2020 en momentos en que se agravaba la pandemia y cuando ya regía el decreto presidencial de prohibición de despidos, poniendo de manifiesto que era papel mojado. La patronal inventó una causa para despedirlo “justificadamente” y así eludir el decreto.

Pero los hechos fueron mucho más burdos, ya que dos meses antes, en abril de ese mismo año, Lucas junto a otros 4 aceiteros fueron despedidos en el marco de una avanzada patronal, lockout mediante, contra las condiciones de trabajo y el convenio. Producto de una firme lucha se logró la reincorporación de esos 5 trabajadores tras la “intervención” de Kicillof de cuerpo presente en la planta, que benefició a la patronal con jugosos subsidios. Obtenido ese premio, el Grupo Beltrán retomó el ataque y despidió por segunda vez a Lucas Suárez, ahora reincorporado, y a Hugo Fiorini por quien se continúa el reclamo de reincorporación.

Una victoria que refuerza la lucha por el convenio en Dánica

Con esta reincorporación, pocos días después de llevar adelante los 21 días de huelga aceitera en Dánica en defensa del salario, se refuerza la lucha del conjunto de los aceiteros de esta planta ubicada en Llavallol por el respeto y cumplimiento por parte de la empresa del convenio aceitero. Aquí la empresa impulsó varios intentos por encuadrar a todo el personal bajo convenio de alimentación, despidiendo arbitrariamente, forzando retiros “voluntarios”, apretando a los trabajadores individualmente para que firmen el pase de convenio, cosa que logró en un porcentaje muy minoritario.

La empresa ni siquiera cumple hoy día con el convenio firmado en 2019 en su totalidad, que incluso ya está homologado, y desconoce por completo el convenio 2020. ¡¡¡Esto ha generado una deuda salarial que roza el millón de pesos por trabajador!!!

Seguramente el Grupo Beltrán que intenta pisotear los derechos de los trabajadores, inventando problemas económicos, pretenderá desconocer el convenio 2021. El Procedimiento Preventivo de Crisis que aseguró haber presentado es una truchada completa, sino que expliquen cómo hizo este grupo empresario para adquirir nada más y nada menos que la planta de Nidera (Cofco) de Valentín Alsina cerrada en 2019, como denuncian los mismos trabajadores de Dánica.

Lucas fue acompañado en esta jornada en la que reingresó a planta con compañeros de la fábrica que se encuentran de vacaciones en su gran mayoría, y trabajadores solidarios de la zona sur. Esta victoria es un paso más en la recomposición de la organización sindical en Dánica que viene dando pasos firmes, con larga tradición en la realización de asambleas y el respeto por la deliberación y decisión de los trabajadores de base.

Queda por delante reforzar este camino en Dánica, por todos los desafíos que están planteados para este año que comienza con un victoria.

 

En esta nota