21/07/2020

Villa Regina-Río Negro: trabajadores rurales y de la fruta siguen la lucha por la zona fría

Un movimiento que se extiende por diversas actividades de la región.

El reclamo de los y las trabajadoras rurales de Villa Regina, Río Negro, que comenzó hace ya casi un mes y que siguió con asambleas chacra por chacra, tuvo como un primer hecho importante la marcha por las calles de la localidad en reclamo del histórico derecho por zona fría –adicional por condiciones especiales de trabajo- el pasado miércoles 8. Este lunes 20 se desarrolló otra marcha en las calles, donde se volvió a manifestar el reclamo y que tuvo como importante resolución la convocatoria a una nueva jornada de lucha para el próximo 30 de julio, donde se proyectan realizar cortes de ruta por tiempo interrumpido. Lo mas destacado de todo esto es que el movimiento que nació de los trabajadores rurales ahora se ha extendido a las y los empacadores de la fruta: avanza, como un reguero de polvora, la organización obrera por este reclamo.

Al frente, los y las trabajadoras organizadas

A la ebullición que existe hoy entre rurales por no cobrar la zona fría y la dilatación del cierre de la paritaria, se sumaron las declaraciones patronales y el debate en las actividades del empaque -de las cámaras de frio y las bodegas- que al día de hoy también se encuentran sin zona fría. Es decir, la rebelión rural ha hecho que las bases se movilicen -aunque aún en menor escala- en otros gremios, particularmente entre los empacadores de la fruta. Contra esto, las actuales direcciones de los sindicatos de la fruta conformaron un bloque detrás del reclamo, pero como una acción claramente defensiva en protección de sus propios privilegios, los de la patronal y los partidos del régimen.

Luego de décadas de parálisis sindical, arrodillándose ante el poder político y las patronales de la fruta, las conclusiones que se han sacado y que pueden incluso llegar a sacarse en medio del actual contexto político y social, pueden ser una punta de lanza para el movimiento obrero provincial. En la fruta se refleja con toda claridad cómo, quienes dicen ser nuestros dirigentes, se colocan desde hace décadas del otro lado del mostrador, del lado del Estado y la patronal. La realidad de desempleo, no pago de salarios con montos de pobreza, el no pago de la producción y la falta de cobertura de salud son muestras claras de la explotación y precariedad que sufre la clase obrera del sector.

La organización del sector rural crece día a día, sumándose a lo sucedido meses atrás en la actividad del empaque. Ayer mismo, parte de la conducción sindical de Uatre (trabajadores rurales) y Soefryn (empacadores de la fruta) intentaban «mandar a todos a su casa», diciendo que si no los querían atender en la Municipalidad estaba todo bien; cuando los y las trabajadoras reclamaban la presencia del intendente Orazi, quien se había comprometido a motorizar su apoyo y comunicarse luego con ellos y ellas hace más de 10 días. Se logró una reunión para horas de la mañana, pero amañada por las actuales conducciones de los sindicatos que, como se sabe, el año pasado hicieron campaña electoral por Orazi y la gobernadora Arabela Carreras, quien al día de hoy sigue sin decir una sola palabra sobre el tema.

Masificar para llegar a la victoria

Trabajadores rurales y de la fruta, de distintas actividades, están englobados detrás de la misma lucha, por un reclamo que los atraviesa a todos. De allí que las direcciones burocráticas de los sindicatos se hayan montado delante de este movimiento para intentar frenar su avance y paralizar la acción directa de las y los trabajadores, quienes reconocen el carácter político de esta lucha y demandan una nueva legislación que les reconozca este derecho a todos ellos. El único proyecto presentado aún hoy se encuentra sin tratamiento.

Con las cartas sobre la mesa, los y las trabajadoras de la fruta se encuentran debatiendo y la bronca crece. La convocatoria del 30 debe partir, por un lado, de clarificar este panorama. Por otro lado, la masificación planificada de dicha jornada de lucha, con piquetes y cortes de ruta en otros puntos de la provincia, en el mismo horario, puede ser otro incentivo en la perspectiva de llevar esta lucha a la victoria y generar una coordinadora de trabajadores de base para hacer crecer el plan de lucha en marcha.

Todo nuestro apoyo y solidaridad. Seamos participes activos de la jornada de lucha de los y las trabajadoras de la fruta en toda la provincia, proponiendo realizar acciones conjuntas con las que se realizarán el día 30 en Villa Regina.

También te puede interesar:

Volverán a unir fuerzas en Villa Regina rurales y empacadores/as organizados de forma independiente. Se profundizan las medidas y el plan de lucha.
Ángel Mirabal confesó que abusó reiteradamente de dos menores de edad y fue condenado a 5 años de prisión.
Vamos al congreso nacional de la UJS este 25 y 26 de septiembre.
Organicémonos por nuestros derechos de manera independiente.
Exigen salarios iguales a la canasta familiar, insumos de bioseguridad, entre otras demandas. La necesidad de asambleas para votar un plan de lucha provincial.
La organización recién comienza.