27/11/2021

XXXIV Congreso Ordinario de Suteba, bajo la orientación del FMI

El jueves 25 de noviembre el congreso de Suteba se definió en favor de sostener la política de ajuste fondomonetarista del gobierno nacional y provincial.

Luego de dos años de parálisis, el congreso ordinario fue precedido por asambleas de aparato, armadas sobre padrones “rigurosamente inflados”  que permitieron a la Celeste garantizarse una presencia holgada, ante una retracción cada vez más ostensible de su militancia en las escuelas. En ellas se puso a consideración la Memoria 2019-2021, la elección de las juntas electorales para los comicios seccionales y provincial del año próximo. También la modificación de los estatutos del Suteba, cambios desconocidos por la inmensa mayoría de la docencia y de los presentes en las asambleas, que refuerzan el aparato burocrático de la dirección baradelista.

Los Sutebas Multicolor defendieron sus conquistas

Los Sutebas Multicolor presentaron y defendieron una Memoria y una Política Gremial propia en toda la provincia. En las seccionales de Tigre, Madariaga, Marcos Paz, Bahía Blanca y Ensenada, la dirección provincial celeste fue derrotada con amplitud, y en el caso de los tres distritos últimos, sin un solo voto.

En Escobar la asamblea terminó en escándalo, ante la provocación violenta promovida por el secretario general José Magallanes para imponer una memoria y una política gremial contraria a la Multicolor. Magallanes rompió la directiva Multicolor hace más de un año en un giro de 180 grados hacia la burocracia Celeste, que el congreso festejó ruidosamente.

La Azul y Blanca (PCR) se desgranó, producto de las contradicciones que le planeó su integración al gobierno del Frente de Todos y su orientación a sumarse –otra vez- a una lista provincial con la burocracia Celeste: En Matanza integraron una propuesta de junta electoral con la Multicolor, en Quilmes votaron una junta electoral unidos a la Celeste, y en Berazategui una junta electoral sólo AyB.

La batalla crucial se desenvolvió en Matanza. En una asamblea multitudinaria, de más de 850 asistentes, la Celeste ganó la Memoria por una diferencia de 7 votos (426 a 433) y de 11 en la junta electoral (421 a 432). Este empate técnico, con estrecha diferencia en favor del aparato,  se achicará aún más cuando vote el conjunto de la docencia: los dos triunfos de la Multicolor en la seccional fueron siempre con la junta electoral en manos de la burocracia. Matanza será el centro de la disputa en las elecciones de Suteba.

La apertura del proceso electoral expresó en todos los distritos la tendencia a la polarización, que domina la realidad nacional y que para mayo próximo seguramente se profundizará en favor de un crecimiento Multicolor.

Disolución fondomonetarista vs independencia política

El congreso comenzó con la proyección de un video que presentaba el ascenso del Alberto, de Cristina y de Kicillof como el comienzo de una nueva era de recuperación de derechos atropellados por el “neoliberalismo”. Una ilustración de la Memoria Celeste que afirma que  “en diciembre de 2019 asumió un nuevo gobierno que comenzó a expresar otro paradigma de representación de los intereses populares» (Memoria Suteba 2019-2021).

La apertura del Roberto Baradel, secretario general de Suteba, fue la más superficial de su largo reinado a la cabeza del gremio. Fue el precio de tener que ocultar el enorme retroceso sufrido por la docencia,  desde el final del gobierno macrista, luego profundizado por el período que lleva en el poder el peronismo. En la memoria celeste del Suteba no mencionan una vez la palabra ajuste, en un período signado por los despidos masivos, el salario de pobreza y la avanzada precarizadora contra el Estatuto del Docente. La derrota por segunda vez y en forma categórica contra la “derecha” también fue desterrada.

La oposición Multicolor pulverizó los argumentos de la dirección Celeste durante horas de intervenciones que, en total, superaron los 62 oradores.

Los seis oradores de Tribuna Docente denunciaron desde todos los ángulos el ajuste peronista contra la educación pública y las y los trabajadores de la educación. La intervención de Romina Del Plá, secretaria general de Suteba Matanza,  fue un verdadero contrainforme que desautorizó el panorama de triunfos y de autoproclamación de Baradel, que los congresales y la dirección Celeste  escucharon en absoluto silencio: impugnó que hubiera dos etapas contrapuestas entre la derecha macrista y el peronismo; mostró las profundas continuidades entre ambos gobiernos, y en la propia actitud de la Celeste que, mientras los Sutebas Multicolores convocaron a un gran paro de no inicio cuando Macri y Vidal asumieron, le regaló la foto de un inicio de ciclo lectivo con la Ctera llamando a clase.

Denunció que hay una línea de continuidad también en la provincia de Buenos Aires, manteniendo la mayoría de los funcionarios de Educación nombrados por Vidal, la precarización laboral atada a los despidos masivos de docentes en el comienzo del gobierno de Kicillof –amparado en la pandemia-, los acuerdos paritarios a la baja, la negativa a completar los cargos de las plantas funcionales de las escuela, el atraso de los pagos de salarios, los miles de docentes fuera de estatuto de Fines, Centros de Educación Profesional –que vienen desde hace años-, más los cargos precarizados de ATR que son contratos a término, sin estabilidad laboral, sin derecho a licencias, con jornadas de lunes a sábado, polifuncionalidad  impuesta por directivos y supervisores renovación dependiente  de la buena voluntad de las autoridades. Es la política al servicio del pacto con el FMI y del pago de la deuda usuraria que el gobierno peronista asumió desde el primer día de mandato.

Por una nueva dirección en Suteba

La Muticolor defendió en toda la provincia la necesidad de recuperar a Suteba para una política independiente del Estado, de las patronales y de la burocracia sindical, y la tarea de poner en pie listas de frente único de clase en todos los distritos y a nivel provincial en las elecciones del próximo año, para defender los sutebas multicolores recuperados, expulsar a la burocracia celeste del Suteba, y colocar al sindicato  al servicio de los trabajadores de la educación,  para la gran tarea común de toda la clase obrera  de derrotar el pacto que se viene aceleradamente del gobierno peronista y de la oposición derechista con  el FMI y la profundización del ajuste, con reforma laboral y previsional,  salarios a la baja y tarifazos.

También te puede interesar:

Romina Del Plá, la diputada del FIT-U, denunció la convocatoria del gobierno al parlamento.
Se mantuvo prófugo durante tres años, con el aval del poder político.
Resulta fundamental reforzar la organización independiente para lograr justicia.
El traspaso del nosocomio a la órbita de la Provincia no revirtió el vaciamiento, tal como advertimos.