17/11/2011 | 1203

Zárate: no al cierre de Merisant

Rechazemos los retiros voluntarios

-Exclusivo de internet

La empresa multinacional Merisant ha anunciado su voluntad de cerrar la planta de Zárate. Aduce que el cambio monetario actual le representa costos de producción elevados y que no le conviene producir en la Argentina. Por lo pronto, ha dejado de producir para presionar a los 35 trabajadores a que acepten un «retiro voluntario». La prensa nos informa sin embargo que los que perderían su puesto son 87 trabajadores. La diferencia muestra que la «prolija» empresa tiene tercerizado y flexibilizado a más de la mitad de sus trabajadores.

Merisant se suma así a la política de suspensiones de las automotrices de Córdoba, o de Alpargatas en Tucumán, de hacer pagar la crisis mundial a sus trabajadores. En Zárate, Papelera del Plata ya recortó horas extras en forma preventiva, y Witcell desactivó una de sus dos máquinas papeleras «retirando» trabajadores. Merisant, como el resto de los capitalistas reclama la devaluación del peso, el tarifazo y la rebaja salarial. A ellos se agrega Binner que reclama además el congelamiento salarial por tres años.

Queda claro que la crisis mundial ha ingresado en la Argentina. No sólo a través de la carestía y la fuga de capitales, sino directamente con la caída de la producción, y -como en Zárate- con el cierre de empresas. El ‘modelo’ kirchnerista muestra otro ejemplo de su agotamiento. Ante esta situación es imprescindible que los sindicatos y la CGT encaren la nueva situación con un debate sobre las tareas que enfrentamos.

El sindicato químico de Zárate ha expresado en una solicitada que «no seremos espectadores» del cierre de Merisant. Pero para los sindicatos sean más que espectadores es necesario convocar a las bases en asamblea general para debatir cómo actuar ante los ataques presentes y los que se vienen y sobre todo para votar medidas de solidaridad. Todo el gremio debe golpear junto y no abandonar a los trabajadores de la multinacional norteamericana a su suerte.

Pero no sólo el sindicato químico tiene una responsabilidad. La CGT de Zárate y Campana debe ponerse a la cabeza para evitar suspensiones y el cierre de cualquier fábrica.

Ningún despido. Que se abran los libros de Merisant nacionalización de toda fábrica que cierre o despida.

Continuidad productiva bajo control obrero.

Asamblea general que resuelva un plan de lucha de los trabajadores para lograrlo.

En esta nota

También te puede interesar:

Hablaron Romina Del Plá y Néstor Pitrola.
Un convenio flexibilizador acordado con la burocracia
Desde Siderca, Romina Del Plá cruzó al presidente por apoyar la agenda de reforma laboral.
La multinacional japonesa se juega a modificar el convenio de los mecánicos para aumentar la producción.
Aumento de la producción y extensión de la semana laboral.