29/05/2020

Zárate: nuevo caso positivo de Covid-19 en la papelera Softys

Luego de que un caso positivo de coronavirus en la fábrica Softys (ex Papelera del Plata) en la localidad bonaerense de Zárate, hace apenas dos días, fuese respondido con un paro de actividades de los trabajadores y un reclamo por hisopados masivos, se conoció ahora un nuevo trabajador contagiado.


Según el escueto comunicado de la empresa papelera, el caso tiene fecha de positivo 23 de mayo; la persona está sin concurrir a trabajar desde el día 15 y presentó síntomas el 17. No queda claro cómo se hizo el seguimiento del cuadro de salud del trabajador.



Debe continuarse con la organización


Ante el nuevo caso, no hubo una respuesta del mismo tenor de parte del sindicato, que había realizado paro de actividades hasta asegurar la salubridad en planta. Aún si fuese una medida consensuada con la empresa, correspondía la determinación, porque se trata de la salud de los obreros ante una pandemia.


Los trabajadores deben retomar la senda que iniciaron el jueves último, y reiterar los reclamos de higiene y seguridad, porque es imperioso volver a parar la planta hasta asegurar que ya no habrá cadena de contagios dentro de Softys ni en los hogares papeleros.


Y es más que necesario retomar el camino de asambleas, que fueron impulsadas desde abajo, para rechazar los ajustes de la empresa y defender el salario.


Con lucha se puede ganar


La pandemia ha descubierto la peor cara del capitalismo, que ha desatado toda su crueldad sobre los trabajadores, encontrando en la crisis sanitaria un vehículo para desplegar su arsenal ajustador y flexibilizador, con despidos, suspensiones y rebajas salariales.


Pero distintas luchas en varios frentes han quebrado y vencido esos avances patronales. Son muchos los ejemplos, entre ellos los de la gremial del neumático Sutna, los plásticos de Bed Time y los mineros de Andacollo. Donde se ha luchado, ha habido frutos.


Es una oportunidad enorme en papeleros para organizarse no solo por la cuestión sanitaria y una comisión obrera de higiene y seguridad que determine la esencialidad de las tareas. También debe iniciarse la discusión por abrir una nueva paritaria que ya está atrasada. La cuestión salarial no va despegada de la crisis sanitaria.


Los papeleros ya han dado muestras de luchar por lo suyo. El sindicato debe convocar a plenario de delegados para, junto con los trabajadores, preparar un plan de lucha si la paritaria sigue congelada, por una comisión de seguridad obrera, por la unidad de los trabajadores. Para que la empresa abra sus cuentas y la crisis no la paguen los trabajadores.